29 de octubre del 2000
Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Buzón
  Al DIA
Home Page
Ejemplar actual
Reportajes
  Exclusivo para la red
  Análisis
  Grandes Plumas
  Acentos
  Entrevista y P&R
  Ecobreves
  ¿Lo sabías?
  Tú puedes
  Libros
  Galería
Ediciones especiales
Gente de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
  Servicios
  FAQ
Geojuvenil
Espacio de debate hecho por jóvenes y para Jóvenes
Geojuvenil
 

Eduterra
Proyecto educativo

Eduterra

 
Cambio Climático
Proyecto de soporte a negociación ambiental

Cambio Climático

  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
Noticias


Ecologistas acometen contra gigante de las finanzas

por Danielle Knight

WASHINGTON, oct (IPS) El mastodónico Citigroup, uno de los bancos más grandes del mundo, es el nuevo blanco de activistas que en 1999 participaron del boicot contra la Organización Mundial de Comercio y el mes pasado acometieron contra el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Ambientalistas, estudiantes y organizaciones comunitarias de Estados Unidos presionan hace una semana al gigante financiero con sede en Nueva York para que interrumpa su inversión en proyectos energéticos, forestales y de infraestructura social y ecológicamente destructivos.

Los promotores de la campaña señalan la represa de las Tres Gargantas, en China, y el oleoducto que se construye en selvas tropicales de Chad y Camerún, para afirmar que Citigroup contribuye a la destrucción del ambiente.

''Hay ciertas actividades cuya financiación ya no es aceptable en ninguna parte del mundo. Los sistemas que sostienen la vida del planeta son destruidos diariamente'', dijo Ilyse Hoge, de la Red de Acción del Bosque Tropical (RAN), la organización ambientalista de California que dirige la campaña de protesta.

Citigroup surgió en 1998 de la fusión de Citicorp y Travelers Group y sus activos suman 668.000 millones de dólares.

Las empresas subsidiarias de Citigroup abarcan el sector bancario (Citibank), servicios bursátiles (Salomon Smith Barney), fondos de inversión (Primerica), seguros (Travelers Property Casualty), compañías inversoras (Sterling LLC, Commercial Credit) y fondos de pensión (Travelers, Life and Annuity).

Si bien los activistas admitieron que tomará tiempo doblegar a semejante corporación, RAN ha comenzado a reunir información acerca de actividades del grupo que juzga cuestionables.

Entre los proyectos combatidos por los activistas se cuenta el oleoducto de 1.100 kilómetros de extensión a construirse desde Doba, en Chad meridional, hasta la costa atlántica de Camerún, que tendrá un costo de 3.700 millones de dólares y contempla el desarrollo de yacimientos de hidrocarburos en el punto de partida.

Los organizadores de la campaña creen que ese proyecto afectará a poblaciones locales y fomentará la corrupción, y que amenaza bosques tropicales intactos. Citigroup es asesor financiero del consorcio de compañías privadas que se proponen construir el oleoducto.

RAN también tiene en su lista la central hidroeléctrica de las Tres Gargantas, en China. La represa debe entrar en operaciones en 2009 y su embalse, de 660 kilómetros de longitud, a mitad del curso del río Yangtze, el más largo del país, causará el desalojo de un millón de personas.

El embalse inundará de modo permanente 32.000 hectáreas de tierras de cultivo, 13 ciudades, 140 centros urbanos de menor tamaño, 657 fábricas y cientos de reliquias arqueológicas, según los ambientalistas.

La firma Salomon Smith Barney, filial de Citigroup, colaboró con el Banco de Desarrollo de China en la colocación de títulos de deuda para financiar las obras de la central hidroeléctrica.

RAN tambien indicó que Citigroup invierte en compañías de aceite de palma de Indonesia acusadas por los ambientalistas de causar devoradores incendios de bosques en ese archipiélago del sudeste de Asia.

Lea Johnson, portavoz de Citigroup, negó que la corporación invierta en proyectos ecológicamente destructivos. ''Si bien estamos de acuerdo con muchas de las causas que defiende RAN, objetamos su estrategia de difundir falsa información para lograr sus propósitos'', dijo a IPS.

Johnson destacó que Citigroup trabaja con grupos ambientalistas, como el Instituto de Recursos Mundiales, la Federación Nacional de Vida Silvestre, de Estados Unidos, y otras grandes organizaciones. "Citigroup conduce sus negocios de una manera moral, social y ambientalmente responsable", aseguró.

No todos los grupos ambientalistas se han unido a la campaña encabezada por RAN, aunque casi todos afirman que Citigroup debería asegurarse de que sus inversiones no perjudiquen el ambiente.

Julie Tanner, gerenta de la división de ambiente y finanzas de la Federacion Nacional de Vida Silvestre, ajena a las protestas, informó que su organización discute con Citigroup modos de adaptar la actividad de la corporación a la conservación del ambiente.

Al respecto, Tanner explicó que la federación ha señalado a Citigroup el ejemplo de otros bancos, que desarrollan políticas ambientales.

''Estamos de acuerdo en que Citigroup debe otorgar mayor consideración a cuestiones ambientales en sus créditos e inversiones'', dijo.

Mientras, Katherine Legomsky, de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, afirmó que ''la campaña de presión de RAN está cobrando velocidad, especialmente entre estudiantes".

''Cuando acepté pagar a Citigroup mi préstamo de estudiante, no me comprometí a financiar oleoductos a través de bosques tropicales africanos ni actividades mineras en la cuenca del Amazonas'', advirtió Legomsky.

John Halle, un profesor de música de Yale, anunció el retiro del dinero que invirtió en Citigroup hasta que la corporación cambie su política.

''Citigroup se ha distinguido por la financiación de una serie de empresas mal concebidas, que ponen en peligro no sólo el bienestar de individuos y grupos, sino de culturas y ecosistemas'', dijo Halle en un comunicado.

Así mismo, miles de jóvenes estadounidenses se comprometieron a suspender el uso de la tarjeta de crédito recibida del Citibank, según aseguraron los estudiantes que la semana pasada se manifestaron en Nueva York.

RAN acaba de finalizar con éxito una campaña contra Home Depot, el mayor venedor minorista del mundo de artículos y herramientas para reparaciones y la ampliación del hogar.

Home Depot, de la ciudad de Atlanta, anunció que a fines de 2002 suspenderá la venta de artículos de madera obtenida de árboles en riesgo de extinción, como lo exigieron los ambientales en dos años de incesante campaña.

Otras empresas comunicaron idéntica decisión, y RAN confía en que la presión sobre Citigroup provoque también una reacción en cadena en otros bancos internacionales.

Inicio


Copyright © 2000 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados