Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Buzón
  Al DIA
Home Page
Ejemplar actual
Reportajes
  Exclusivo para la red
  Análisis
  Grandes Plumas
  Acentos
  Entrevista y P&R
  Ecobreves
  ¿Lo sabías?
  Tú puedes
  Libros
  Galería
Ediciones especiales
Gente de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
  Servicios
  FAQ
Geojuvenil
Espacio de debate hecho por jóvenes y para Jóvenes
Geojuvenil
 

Eduterra
Proyecto educativo

Eduterra

 
Cambio Climático
Proyecto de soporte a negociación ambiental

Cambio Climático

  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
Noticias


ONG trabajan tras bambalinas en La Haya

por Ramesh Jaura

LA HAYA, nov (IPS) Las ONG presentes en la conferencia sobre cambio climático en La Haya no llaman tanto la atención de la prensa, como ocurrió con el tortazo que recibió en la cara el principal negociador del gobierno de Estados Unidos, aunque procuran advertir al mundo sobre el recalentamiento planetario.

El incidente que protagonizó Frank Loy, el negociador de Washington, ocupó los titulares el miércoles, mientras el compromiso de las ONG (organizaciones no gubernamentales) se manifestó de varias maneras en la sexta conferencia de partes (COP- 6) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que concluirá este viernes en La Haya.

Una de ellas fue la presentación del Proyecto Sur Sur Norte, por el Centro Bangladesh de Estudios Avanzados. Otra fue el debate "Cambio climático: Deuda, equidad y supervivencia", organizado por Amigos de la Tierra Internacional y Oxfam.

El Proyecto SSN es una colaboración entre cuatro países del Sur en desarrollo, Bangladesh, Brasil, Indonesia y Sudáfrica, y uno del Norte industrializado, Holanda, con el fin de diseñar e implementar proyectos de Mecanismos Limpios de Desarrollo (MLD).

Estos Mecanismos fueron acordados en la tercera conferencia de partes (COP-3) de la Convención Marco, hace tres años.

Una parte central de esta gestión es el sitio en Internet en el cual inversores y países pueden participar en la creación de proyectos que sean sustentables con la integridad ambiental, según el portavoz Stef Raubenheimer.

"Nuestro sitio procura... contribuir con la estabilización del carbono atmosférico, con el desarrollo sustentable de los países del Sur, y de ayudar a los países del norte a cumplir sus objetivos de reducción de gases invernadero", dijo Raubenheimer.

Los llamados gases invernadero, generados principalmente por la quema de combustibles fósiles como el carbón y el petróleo, causan el recalentamiento de la atmósfera terrestre, que provoca graves cambios climáticos y desastres naturales.

La conferencia de La Haya es la sexta conferencia de partes (COP-6) para negociar la forma de reducir los gases invernaderos, emitidos en 85 por ciento por los países industrializados.

Raubenheimer explicó que todas las conclusiones del Proyecto SSN se harán públicas en el sitio en Internet.

"Alentamos a todos a publicar información y conclusiones en nuestro sitio para que se convierta en una base de conocimiento para aquellos que participan en los MDL", señaló.

Un objetivo del sitio es contribuir con el desarrollo de un mercado electrónico de MDL, donde tanto compradores y vendedores de créditos de MDL puedan usar la Internet como punto de ingreso al mercado y como portal financiero para proyectos de este tipo.

La Convención Marco de 1992 y el Protocolo de Kyoto de 1997 acordaron que los países industrializados reduzcan sus gases invernadero en cinco por ciento frente a las emisiones de 1990 para el lapso entre 2008 y 2012.

Para ayudar a los países del Norte, los países en desarrollo que no tienen que reducir sus emisiones en este lapso porque producen pequeñas cantidades de gases invernadero, podrán albergar proyectos de MDL en los cuales los países industrializados podrán invertir y así obtener créditos para compensar sus emisiones.

El objetivo de estos proyectos es emplear tecnologías más limpias en los países del Sur, contribuyendo a su desarrollo sustentable y a la responsabilidad mutua de reducir los gases invernadero.

De esta manera, el MDL está diseñado para ayudar a los países del Norte a cumplir sus compromisos dándoles flexibilidad para reducir los gases invernadero en otros países del mundo a un costo menor que en sus propios territorios.

Aunque son controvertidos, los MDL crean un incentivo para que los países industrializados inviertan en el desarrollo sustentable de los del Sur, mientras reducen las emisiones de gases invernadero.

En el debate organizado por Amigos de la Tierra y Oxfam se habló de la justicia y cómo afecta las negociaciones de cambio climático.

Tricia Feeney, de Oxfam, una organización benéfica de Gran Bretaña, se refirió a cómo el cambio climático perjudica a las poblaciones pobres y vulnerables de los países en desarrollo, y a que los pedidos de justicia e igualdad de éstos y de China cayeron sobre oídos sordos en La Haya.

Las propuestas de financiación que surgieron en la COP-6 sólo lograrán desviar el reducido volumen de la ayuda oficial que destinan al desarrollo los países ricos, advirtió.

Andrew Simms, de la británica Fundación Nueva Economía, comparó la crisis de la deuda externa con el tratamiento dado a los siete países más ricos del mundo que, según él, acumularon deudas por 13.000 billones de dólares anuales por emitir gases invernadero.

En ambos casos, los organismos financieros multilaterales desempeñan funciones clave, pero mientras los países más pobres deben aceptar condiciones impuestas desde el exterior para la reducción de su deuda externa, los mayores deudores por gases invernadero no sufren esas imposiciones, argumentó.

Para Atiq Rahman, del Centro Bangladesh de Estudios Avanzados, el proceso de cambio climático es una "negociación de poder, no de justicia".

Rahman cuestiona a aquellos países ricos que al principio negaron el cambio climático y que ahora se apresuran a aceptar el polémico concepto de la compensación del carbono en la atmósfera mediante los "sumideros", como la plantación de árboles.

Acusó a los negociadores de los países ricos de hacer trampa con respecto a los compromisos asumidos en el Protocolo de Kyoto.


Inicio


Copyright © 2000 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados