Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Buzón
  Al día
Home Page
Ejemplar actual
Reportajes
  Exclusivo para la red
  Análisis
  Grandes Plumas
  Acentos
  Entrevista y P&R
  Ecobreves
  ¿Lo sabías?
  Tú puedes
  Libros
  Galería
Ediciones especiales
Gente de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
  Servicios
  FAQ
Geojuvenil
Espacio de debate hecho por jóvenes y para Jóvenes
Geojuvenil
 

Eduterra
Proyecto educativo

Eduterra

 
Cambio Climático
Proyecto de soporte a negociación ambiental

Cambio Climático

  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

 

Reportajes
El testimonio de una activista de India

La cruzada contra las represas

Por Ranjit Devraj*

Durante más de 15 años, Medha Patkar desafió arrestos y agresiones de parte de la policía, y lideró un movimiento popular contra las grandes represas "causantes de miseria"

NUEVA DELHI.- El levantamiento el mes pasado por parte de la Suprema Corte de India de una suspensión de más de cinco años en los trabajos de la represa Sardar Sarovar, sobre el río Narmada, provocó lágrimas en los ojos de Medha Patkar.

Durante más de 15 años, Patkar, una tenaz mujer, desafió los arrestos y las agresiones físicas de la policía y lideró el movimiento popular más conocido del país, el Narmada Bachao Andolan (NBA) o Movimiento Salven al Narmada, basado en su firme convicción de que las grandes represas han causado más miseria a más personas en India que cualquier otra factor.

El movimiento NBA y las comunidades desplazadas del valle del río Narmada perdieron el proceso contra la represa de cuatro mil millones de dólares estadounidenses, pero Patkar puede tener la satisfacción de saber que su campaña cambió la percepción de las personas, dentro y fuera del país, sobre las grandes represas.

La activista fue uno de los 12 comisionados en la histórica Comisión Mundial de Represas (WCD), que reunió a representantes gubernamentales, industriales, donantes y grupos de personas de todo el mundo, en la primera investigación de ese tipo sobre grandes represas.

Un estudio sobre India, realizado como parte de la investigación de la WCD y cuyos resultados fueron publicados a mediados de noviembre, observa que "no había justificación" para el costo que pagaron "millones de integrantes de comunidades y otros habitantes de zonas rurales" por la construcción de grandes represas en India.

Patkar comenzó su campaña a mediados de los años 80 con marchas pacíficas y manifestaciones contra el proyecto del valle del Narmada. La represa Sardar Sarvor, de más de 140 metros de altura, será la primera de otras 30 grandes, 135 medianas y tres mil pequeñas proyectadas en el río Narmada, que corre en dirección oeste y atraviesa India central hasta llegar al Mar de Omán.

El movimiento NBA realizó también campañas contra la segunda gran represa sobre el Narmada, denominada Narmada Sagar.

Las golpizas que Patkar y sus seguidores recibieron a manos de la policía, y las huelgas de hambre al estilo Gandhi que protagonizaron, destacaron a la activista y a su campaña en el ámbito nacional e internacional.

Patkar casi murió a consecuencia de una huelga de hambre de 22 días, a comienzos de los años 90. Pero la recompensa fue que esa medida extrema obligó al Banco Mundial a solicitar un análisis independiente del proyecto Sardar Sarovar.

El organismo financiero finalmente se retiró del proyecto hace siete años, luego de comprobar que las autoridades no podían cumplir con sus normas sobre reasentamiento y recuperación del medio ambiente.

En 1994, el movimiento NBA presentó una demanda contra la represa ante la corte de mayor jerarquía del país y obtuvo una suspensión en los trabajos.

Durante las audiencias, el gobierno estatal de Madhya Pradesh declaró que quería que se disminuyera el tamaño de la represa para reducir el desplazamiento de personas.

La mayoría de casi un cuarto de millón de aldeanos a ser desalojados por la represa Sardar Sarovar residen en el estado.

El enemigo más firme de Patkar fue el gobierno del estado costero Gujarat, en el oeste del país, que era el mayor beneficiado y que acusó a Patkar de ser "una agente extranjera" y de trabajar en contra del interés nacional.

Se espera que el proyecto Narmada traiga consigo abundancia agrícola e industrial a una región relativamente atrasada de India y que apague la sed de decenas de millones de personas que viven en los áridos Gujarat y Rajasthan del este.

Sin embargo, el movimiento NBA acusó a los planificadores del proyecto de no pensar en los cientos de miles de campesinos que habitan en las riberas cubiertas de bosques del río Narmada y que tendrían que abandonar los hogares en los que vivieron durante siglos.

Para Patkar, lo que está en juego es más que el valle del Narmada y su población. "El proyecto es un verdadero epítome de desarrollo insostenible y de la cruel marginalización de las personas y su reducción a la condición de refugiados económicos", manifestó.

Y agregó: "si la inmensa mayoría de nuestra gente ha de tener alimentos y ropa, entonces debemos redefinir la modernidad y las metas de desarrollo para que incluyan una sociedad justa basada en una relación armoniosa y no de explotación entre los seres humanos, y entre las personas y la naturaleza".

Patkar argumenta que el valle del Narmada necesita una mejor tecnología para cultivos secos, el desarrollo de cuencas, pequeñas represas y planes de irrigación, más que grandes represas.

Patkar calificó la denegación de la Suprema Corte del recurso presentado por el movimiento NBA como "una traición a las personas cuyas tierras quedarán sumergidas en el valle del Narmada, así como a aquellas que sufren sequías en las regiones de Kutch y Saurashtra de Gujarat".

"La lucha debe continuar porque debemos defender a las personas que se ven afectadas y cuyas vidas se han vuelto más vulnerables por la globalización y la liberalización. Éste es el fallo de la ley. Esperaré el fallo de la gente", sostuvo Patkar.

Sin embargo, las autoridades estatales advirtieron a Patkar que no entrara a Gujarat donde el gobierno estatal comenzó una investigación sobre las fuentes de financiamiento del movimiento NBA, luego de haberla acusado de actuar en nombre de intereses extranjeros y en contra del interés nacional.

* El autor es corresponsal de IPS.

Copyright © 2000 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados