14 de enero del 2001
Preguntas y Respuestas
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
Home Page
Ejemplar actual
Reportajes
  Análisis
  Grandes Plumas
  Acentos
  Entrevista y P&R
  Ecobreves
  ¿Lo sabías?
  Tú puedes
  Libros
  Galería
Ediciones especiales
Gente de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
Geojuvenil
Espacio de debate hecho por jóvenes y para Jóvenes
Geojuvenil
 
Cambio Climático
Proyecto de soporte a negociación ambiental

Cambio Climático

  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Reportajes

Temas ambientales en foro "AntiDavos"

 

¿Otro mundo es posible?

Por Mario Osava
*

Líderes y movimientos sociales de varios continentes discutirán en Brasil alternativas ecológicas a lo que llaman la "globalización excluyente" que promueve el Foro Económico Mundial de Davos

RIO DE JANEIRO.- Problemas ambientales figuran entre los puntos polémicos del Foro Social Mundial, que del 25 al 30 de este mes hará de Porto Alegre, en el sur de Brasil, la capital de quienes buscan construir estrategias alternativas de desarrollo global.

Organizaciones no gubernamentales (ONG) y movimientos sociales, políticos y sindicalistas asistirán a la cita, que ha sido denominada "antiDavos", por estar a contracorriente de las opciones que fomenta el Foro Económico Mundial, que reúne cada año a empresarios, financistas y gobernantes en Davos, Suiza.

Porto Alegre espera la llegada de personajes como la escritora ecofeminista india Vandana Shiva, el lingüista estadounidense Noam Chomsky, la presidenta de la asociación France Liberté, Danielle Mitterrand, y el líder independentista de Timor Oriental y Premio Nobel de la Paz, José Ramos Horta.

Se trata de líderes y grupos vinculados a la izquierda y centroizquierda, que intentan organizarse mundialmente de manera amplia, ante lo que consideran una "globalización excluyente" impuesta por el gran capital que se congrega en Davos y para demostrar que "Otro mundo es posible", la hipótesis recogida como consigna central.

Con orígenes que se remontan a inicios de los años 70, el Foro Económico Mundial con sede en Suiza, congrega a las mil multinacionales más importantes del orbe y se define como una fundación independiente y sin fines de lucro, a favor de la globalización, el crecimiento económico y el progreso social.

En abierto contrapunto, el Foro Mundial Social de Brasil, busca definir orientaciones y acciones conjuntas "en el combate contra el neoliberalismo", dijo a Tierramérica el vicegobernador de Río Grande del Sur, Miguel Rossetto, organizador del foro en nombre del gobierno estadual y de la municipalidad de Porto Alegre.

La variedad de intereses, de áreas de actuación, de culturas y doctrinas de los participantes, no permite aguardar resultados inmediatos de la cita, apuntan los observadores. Es sólo una "primera reunión, con pluralidad y diferentes urgencias", que pondrá en marcha un proceso y avanzará en organización, sostuvo Rossetto. El propósito es repetirla anualmente, siempre en coincidencia con el encuentro de Davos.

Pero es posible lograr consenso en asuntos de ambiente, como punto de partida para la unidad de acción, observó Jean-Pierre Leroy, de la ONG brasileña Federación de Órganos de Asistencia Social y Educacional.

Acceso a las riquezas y sustentabilidad es uno de los cuatro ejes temáticos de paneles en los que intervendrán personajes y dirigentes políticos de notoriedad internacional, cuya presencia otorgará al foro repercusión en la prensa.

Los productos transgénicos, las patentes de semillas y de otros organismos vivos, el impacto ecológico de la globalización, el caso de la Amazonía, las exigencias ambientales en el comercio, la demanda de agua para todos y propuestas de energía renovable estarán en las mesas de discusión.

Porto Alegre fue elegida como sede del foro antiDavos por tratarse de una ciudad gobernada hace 12 años por el izquierdista Partido de los Trabajadores, que introdujo innovaciones como el Presupuesto Participativo, por el cual asambleas de pobladores deciden sobre inversiones públicas.

Además, es la capital de Río Grande del Sur, un estado conducido desde 1999 por Olivio Dutra, quien inauguró el modelo de gestión popular y transparente de la ciudad cuando fue alcalde, de 1989 a 1992.

Los cerca de 600 representantes de ONG de todo el mundo que, reunidos en Ginebra en junio, decidieron realizar el foro en Porto Alegre, tuvieron también en cuenta la tradición ambientalista y campesina de Río Grande del Sur.

Los "gaúchos", como se conoce a los habitantes del estado, son pioneros en la "lucha ecológica social, humanista" en Brasil, destacó el agrónomo Sebastião Pinheiro, profesor de la Universidad Federal local y crítico del uso abusivo de agroquímicos.

Río Grande del Sur está dispuesto a ser "territorio libre de transgénicos".

Pero esa es una decisión "de los sindicalistas, agricultores y amas de casa, y no de la élite", porque la población local conoce hace muchos años los riesgos de esos productos, aseguró Pinheiro.

El gobierno gaúcho promueve una moratoria de la siembra de vegetales genéticamente modificados, hasta que se compruebe la ausencia de amenazas al medio ambiente y a la salud humana, indicó Rossetto.

También en Río Grande del Sur surgió el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), que en 15 años se extendió a todo Brasil y es conocido por sus acciones de impacto, como manifestaciones masivas y la ocupación de haciendas improductivas y sedes gubernamentales para impulsar la reforma agraria.

El MST propondrá en el foro una campaña mundial para que las semillas sean consideradas patrimonio de la humanidad, limitando las patentes y la amenaza de que algunas empresas transnacionales las monopolicen por la vía de los proyectos de bioprospección.

El movimiento inició una campaña nacional contra los transgénicos, señalando tanto los riesgos a la salud y al ambiente como a la seguridad alimentaria.

Varias transnacionales esterilizan genéticamente las plantas, para obligar al agricultor a "comprar nuevas semillas cada año, por el precio que le imponga la empresa", aseguró João Pedro Stédile, dirigente del MST.

Los "agricultores ecológicos" de Río Grande del Sur llevarán al foro tres denuncias, anunció su portavoz, Sebastião Pinheiro.

La primera se refiere a la discriminación de los campesinos de países en desarrollo por presión de la industria química. Mientras la Unión Europea adoptó en 1991 reglas rígidas para aplicación de agroquímicos, exigiendo 80 horas de curso y pruebas de habilitación, en Brasil algunos pesticidas de alta toxicidad fueron calificados de "moderadamente peligrosos".

Las transnacionales exportan al Sur productos de calidad inferior. Como consecuencia, 95 por ciento de las intoxicaciones por agrotóxicos se registran en "países periféricos", afirmó Pinheiro.

También se cuestionará la certificación ambiental de los productos agrícolas, un servicio que exige tecnología y por eso es prestado casi siempre por empresas de países ricos.

Ese requisito agrega un costo, que resta competitividad a las exportaciones del Sur, y echa por tierra la ética del agricultor, la relación de confianza con el consumidor construida a lo largo de años y que evita intermediarios, dijo Pinheiro.

La tercera denuncia del MST alude a los transgénicos, en especial porque someten al agricultor al poder de los dueños de las semillas.

Jean-Pierre Leroy y su ONG, asociados a grupos de Chile y Uruguay, pretenden realizar en Porto Alegre un taller sobre sustentabilidad y democracia en el Cono Sur de América. La intención es ampliar las bases del Mercado Común del Sur y de otros proyectos de integración, para superar el estrecho marco del mercado y el comercio.

Es necesario, por ejemplo, evitar "una estrategia energética subordinada al consumo industrial", que pone en segundo lugar las necesidades de la población y del ambiente, señaló Leroy.


* El autor es corresponsal de IPS.

Foro Social: en busca de una nueva utopía

 



Copyright © 2000 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

: Ilustración: Mauricio Gomez Morín.
 
Ilustración: Mauricio Gomez Morín.

Enlaces Externos


Página oficial del Foro Social Mundial

Noam Chomsky explica el Foro Social Mundial

Información sobre el Foro

Propuesta de organizadores del Foro Social Mundial

Foro Económico Mundial de Davos

Tierramérica no se responsabiliza por el contenido de los enlaces externos