18 de marzo del 2001
Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
Home Page
Ejemplar actual
Reportajes
  Análisis
  Grandes Plumas
  Acentos
  Entrevista y P&R
  Ecobreves
  ¿Lo sabías?
  Tú puedes
  Libros
  Galería
Ediciones especiales
Gente de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
Geojuvenil
Espacio de debate hecho por jóvenes y para Jóvenes
Geojuvenil
 
Cambio Climático
Proyecto de soporte a negociación ambiental

Cambio Climático

  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
Noticias


AMBIENTE: ONU prepara la Segunda Cumbre de la Tierra de 2002

por Thalif Deen

NACIONES UNIDAS, mar (IPS) La Organización de las Naciones Unidas (ONU) planea una serie de encuentros preparatorios para ajustar la agenda y el programa de acción de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sustentable, que se prevé realizar a mediados de 2002 en Johannesburgo.

El primero de esos encuentros preparatorios se llevará a cabo entre abril y mayo de este año.

La cumbre de Sudáfrica también es conocida como "Río + 10", porque se realizará a cabo una década después de la Conferenecia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, también llamada Cumbre de la Tierra, que se llevó a cabo en Río de Janeiro en 1992.

En Johannesburgo se revisarán éxitos y fracasos en el cumplimiento de los objetivos fijados en Río, y se discutirán nuevas cuestiones ambientales que surgieron luego de aquella conferencia.

"Una de las cosas que hemos aprendido con el paso de los años es que las previsiones de catástrofes no bastan para inspirar acciones de los pueblos y los gobiernos", dijo el secretario general de la ONU, Kofi Annan.

La Cumbre de la Tierra hizo sonar una alarma, pero también planteó la visión positiva de un futuro sustentable, así como la llamada Agenda 21, un detallado mapa de ruta para integrar el desarrollo y el cuidado del ambiente, apuntó.

En Río de Janeiro también se acordaron convenciones sobre cambio climático y biodiversidad, con normas obligatorias para los países firmantes, y un tratado sobre desertificación, que se sumaron a un tratado previo para la protección de la capa de ozono, que filtra la radicación solar ultravioleta.

"Demasiadas cosas no han cambiado, pese a esos logros, y además se han difundido algunos mitos dañinos desde entonces", agregó.

La Comisión de las Naciones unidas sobre Desarrollo Sustentable, que se reúne en forma anual para evaluar el cumplimiento de los compromisos asumidos en Río de Janeiro, coordinará los trabajos preparatorios de la cumbre de Johannesburgo.

Tras el primer encuentro preparatorio, habrá otros dos el año próximo, uno en enero y otro entre marzo y abril. El cuarto y último encuentro, de nivel ministerial, está previsto para mayo de 2002 en Indonesia.

La fecha en que comenzará la cumbre aún no se ha fijado, pero es probable que se desarrolle entre junio y septiembre del año próximo.

"Río + 10 será un momento crucial para reforzar el impulso hacia el desarrollo sustentable en términos sociales y ambientales, y asegurar un futuro viable para el planeta", dijo Nitin Desai, uno de los subsecretarios generales de la ONU y director del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales del foro mundial.

La cumbre de Johannesburgo debe acordar medidas con plazo de cumplimiento para superar algunos obstáculos a la implementación de la Agenda 21, incluyendo nuevas necesidades financieras e institucionales de países en desarrollo, apuntó Desai, uno de los principales responsables de la elaboración de esa agenda.

La ONU procura aportes al proceso preparatorio por parte de una amplia gama de instituciones y grupos de interés, incluyendo a gobiernos locales, activistas por el ambiente y organizaciones de empresarios, mujeres, jóvenes, agricultores y científicos, mientras urge a los gobiernos nacionales a establecer sus propias comisiones preparatorias.

El director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Klaus Toepfer, opinó que "la segunda Cumbre de la Tierra crea muchas expectativas".

"Espero que los gobiernos aprovechen el tiempo que transcurrirá hasta el comienzo de la cumbre para revitalizar el debate acerca del desarrollo sustentable y preparar el terreno para acordar acciones significativas" en Johannesburgo, indicó.

Entre las causas de la actual crisis ambiental mundial están el mal gobierno, la negligencia y la codicia, pero también la pobreza, y "la cumbre discutir cómo es posible romper el círculo vicioso de degradación ambiental y aumento de la pobreza", enfatizó.

El subsecretario general exhortó a adoptar "una nueva ética de conservación y servicio en todas nuestras acciones sobre el ambiente", como se dijo en septiembre en una declaración de la llamada Cumbre del Milenio, organizada por la ONU en Nueva York.

Annan afirmó el miércoles, durante un encuentro en el Centro Internacional de Conferencias de Dhaka, que esa ética del servicio debe ser adoptada por todas las naciones, con independencia de su tamaño o su riqueza.

"Los países más industrializados deben reexaminar sus pautas de consumo y producción. En nuestro esfuerzo por erradicar la pobreza, debemos procurar el gobierno democrático, el fortalecimiento de las instituciones y el desarrollo con base en las comunidades", explicó.

Todo eso exige compromisos internacionales para que los países en desarrollo puedan acceder a los recursos financieros y tecnológicos que necesitan, apuntó.

"El avance de las mujeres y la educación de las nilñas deben estar en el centro de esos esfuerzos. En el corto plazo, el desarrollo sustentable requiere fortalecer de modo equitativo tres pilares: crecimiento económico, desarrollo social y protección del ambiente", subrayó.

La cumbre de Johannesburgo será una oportunidad para que los gobernantes del mundo muestren que toman con seriedad la idea del servicio, aseveró.

"Pero en realidad no deben esperar hasta ese momento. En lo inmediato es preciso que entre en vigencia el Protocolo de Kioto (establecido en 1997), que busca reducir la emisión de los gases que causan el efecto invernadero", responsable del recalentamiento del planeta, señaló.

El peso del liderazgo en esta cuestión corresponde a los países industrializados, y en especial a Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, indicó.

"Ellos son responsables de la mayor parte de esas emisiones en el pasado y en el presente, y están en las mejores condiciones económicas y tecnológicas para avanzar en la reducción y apoyar al mundo en desarrollo para que hagan lo mismo", añadió.


Inicio


Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados