Reportajes
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
Home Page
Ejemplar actual
Reportajes
  Análisis
  Grandes Plumas
  Acentos
  Entrevista y P&R
  Ecobreves
  ¿Lo sabías?
  Tú puedes
  Libros
  Galería
Ediciones especiales
Gente de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
Geojuvenil
Espacio de debate hecho por jóvenes y para Jóvenes
Geojuvenil
 
Cambio Climático
Proyecto de soporte a negociación ambiental

Cambio Climático

  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Reportajes


Los secretos mortales del bosque

Por Mario Osava*

Un brote de fiebre amarilla en Brasil recordó la existencia de microorganismos potencialmente peligrosos ocultos en las selvas, desde donde pueden salir transportados por el tráfico de animales silvestres, el turismo ecológico o actividades económicas en áreas inexploradas.

RIO DE JANEIRO - Los bosques naturales ocultan microorganismos potencialmente peligrosos para la salud humana, y por eso el turismo ecológico, el tráfico de animales silvestres y el avance de actividades económicas sobre áreas inexploradas pueden ser fuente de enfermedades letales.

La advertencia fue lanzada por Dener Giovanini, coordinador de la Red Nacional de Combate contra el Tráfico de Animales Silvestres, una organización no gubernamental brasileña.

El virus de Ebola, surgido en 1976 en la República Democrática de Congo y en Sudán, es un ejemplo conocido. Se trata de una fiebre hemorrágica de alta mortalidad, cuyo último brote ocurrió en Uganda entre agosto de 2000 y enero de este año.

Pero hay casos igualmente misteriosos y menos conocidos, como el virus de Marburgo, identificado en 1967 en trabajadores de laboratorios de esa ciudad alemana y de Belgrado que habían estado expuestos a tejidos y sangre de monos importados de Uganda, observó Giovanini a Tierramérica.

También mencionó la enfermedad del legionario, producida por una bacteria que puede sobrevivir en un amplio rango de condiciones físico-químicas y que debe su nombre a que fue reconocida por primera vez en la convención de la Legión Americana de 1976 en Filadelfia, Estados Unidos.

En Brasil se informa a menudo de muertes por "fiebres hemorrágicas" de causas ignoradas, sin el monitoreo necesario para generar medidas preventivas y evitar "posibles tragedias", lamentó Giovanini.

Entre las plagas procedentes de los bosques destaca la fiebre amarilla, que amenaza volver a las ciudades, de las que había sido erradicada hace 60 años.

Un brote de fiebre amarilla a unos cien kilómetros de Belo Horizonte, en el centro del país, mató a 18 de las 40 personas contagiadas desde fines de enero hasta principios de abril, según la Secretaria de Salud del estado de Minas Gerais.

Todos contrajeron la enfermedad a través de mosquitos que pican a monos infectados y transmiten el virus al ser humano. Los síntomas son fiebre, hemorragias y la piel teñida de amarillo.

El riesgo de epidemia urbana parece fortalecido por la presencia en varias ciudades brasileñas del dengue que, como la fiebre amarilla, es transmitido por el mosquito Aedes aegypti.

Las víctimas del brote registrado en varios municipios al oeste de Belo Horizonte eran pobladores de la zona y turistas. Unas 60.000 personas visitaron la región en el feriado de carnaval, a fines de febrero, la mayoría para pescar en ríos donde pululan los mosquitos.

Por lo menos dos de las víctimas vivían en el área metropolitana de Belo Horizonte, con cerca de cuatro millones de habitantes. Las autoridades sanitarias comenzaron en febrero una campaña de vacunación y aseguran que se evitó el riesgo de nuevos casos en las ciudades.

El virus de la fiebre amarilla es endémico en la Amazonia y vive ahora un ciclo de expansión hacia el centro del país, comentó Rogerio Valls, especialista del Hospital Evandro Chagas, de Río de Janeiro.

La enfermedad fue identificada en la tercera víctima y "todos corrieron entonces a vacunarse", señaló María do Rosario Bento, enfermera radicada en la pequeña localidad de Leandro Ferreira, donde hubo cuatro muertos de fiebre amarilla.

También está presente en Minas Gerais la fiebre maculosa, otra plaga rural cuyo agente es una bacteria transmitida por garrapatas y que causa hemorragias y la muerte en siete días, informó la veterinaria Mariana Gontijo de Brito, de la Secretaria de Salud de Minas Gerais.

Cinco personas murieron el año pasado de fiebre maculosa en una ciudad rodeada de ganado, señaló Gontijo de Brito, una experta en zoonosis, es decir, en enfermedades de los animales que pueden transmitirse a seres humanos.

La Amazonia es un gran repositorio de microorganismos aún desconocidos y eventualmente letales para los seres humanos.

La Fundación Oswaldo Cruz, un instituto de investigación epidemiológica de Río de Janeiro, instaló allí un centro de "caza de virus" para descubrirlos y producir vacunas antes de que se propaguen, indicó el director de ese puesto de avanzada, Luciano Toledo.

Un oficial de un cuartel cercano a Manaos, capital del estado de Amazonas, murió hace cuatro años víctima de un virus no identificado, tras comer carne de mono. Los dos soldados que lo acompañaban lograron sobrevivir, aunque luego de estar enfermos de gravedad.

Desde entonces, el ejército mantiene la prohibición a los militares de alimentarse de ese animal.

Los indígenas amazónicos desarrollaron inmunización natural a la fiebre amarilla silvestre y la población urbana de la zona fue vacunada, observó Toledo. La vacuna es indispensable para los visitantes, aunque hay casos de turistas extranjeros que regresaron enfermos a su país y murieron, por ignorar la enfermedad.

Los virus llevados por animales de contrabando al exterior y por ecoturistas pueden ser mutantes, observó Giovanini. Al respecto, advirtió que aún no ha sido descartada la hipótesis de que esa fuera la trayectoria del virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida.

* El autor es corresponsal de IPS




Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

Crédito: Alberto Cervantes
 
Crédito: Alberto Cervantes

Enlaces Externos

OPS/Fiebre amarilla: definición

OPS: Actualización sobre fiebre amarilla

OMS: Fiebre amarilla

OMS: Fiebres hemorrágicas

CyberschoolBus de ONU: fiebre amarilla

Rede Nacional de Combate ao Tráfico de Animais Silvestres

Fiebre maculosa

Tierramérica no se responsabiliza por el contenido de los enlaces externos