Tú Puedes
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Tú Puedes


El ahorro del agua

El agua es uno de los recursos naturales más valiosos con que cuenta la humanidad. Pero aunque la mayor parte de nuestro planeta está compuesto por agua, 97 por ciento del total es salada, y gran parte del resto está congelada en los polos. Por eso no debe ser desperdiciada.

Las prácticas de ahorro del agua que utilizamos a diario contribuyen a utilizar en forma más racional un recurso escaso, tanto que muchos habitantes de la Tierra no pueden disfrutarlo en sus casas. Pero al mismo tiempo permite colaborar con la calidad de los servicios de saneamiento al aligerar su carga de trabajo, y disminuir los gastos del hogar.

¿En dónde comenzamos? El primer paso es identificar donde usamos agua en la casa. Luego necesitamos decidir sobre qué hacer para reducir la cantidad de agua que usamos, ya sea eliminando prácticas y hábitos de desperdicio, o mejorando la eficiencia de nuestro uso de agua utilizando instalaciones y accesorios más eficientes.

Un área que es importante vigilar es el baño, donde se usa internamente cerca del 65 por ciento del agua de toda la casa. Y también es crucial analizar los hábitos de consumo.

La mayor parte del agua "consumida" en nuestras actividades diarias es simplemente desperdiciada. Se deja correr el agua de los grifos mientras nos cepillamos los dientes. Las máquinas lavadoras funcionan sin una carga completa.

Pero podemos tomar medidas:
· No use el inodoro como un canasto de basura, ni suelte el agua sin necesidad.
· Una ducha rápida utiliza menos agua caliente que una tina llena ( y ahorra energía).
· Guarde una botella de agua para beber en el refrigerador en lugar de permitir que corra el agua de su grifo hasta obtener agua fría cuando quiere beber.
· Más del 50 por ciento del agua aplicada a los jardines se pierde debido a la evaporación, o al desagüe por riego excesivo.
· Para reducir las pérdidas como consecuencia de la evaporación, riegue temprano en la mañana (después de que se ha secado el rocío).
. Al lavar un vehículo, llene un cubo con agua y use una esponja. Esto puede ahorrar cerca de 300 litros de agua.
· Repare los goteos, pueden ser muy costosos. Un goteo de sólo una gota por segundo desperdicia cerca de 10 mil litros de agua por año. La mayor parte de los goteos son fáciles de encontrar y de ajustar, a un costo muy bajo.
· Los grifos que gotean lo hacen a menudo debido a un empaque roto que cuesta centavos reemplazar. La mayoría de los almacenes de ferretería tendrán cajas de herramientas para reparación de grifos con ilustraciones que muestran como reemplazar un empaque.
· Un inodoro en el que continúa fluyendo el agua hasta después de vaciar la misma, si el goteo es lo suficientemente grande, puede desperdiciar hasta 200 mil litros de agua en un solo año. Y se estima que un gran porcentaje de todos los inodoros en uso en las casas modernas gotean.

* Con información del Ministerio de Medio Ambiente de Canadá


Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados