Reportajes
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Reportajes


Denuncian donación de alimentos transgénicos

Por Alfredo Aparicio*

La supuesta presencia de maíz y soya genéticamente modificados en programas de ayuda alimentaria para los pobres provoca intensa polémica en Bolivia. De acuerdo con las investigaciones de agrupaciones ecológicas, las donaciones provienen de Estados Unidos.

LA PAZ.- Un nuevo caso reabrió el debate sobre el consumo de transgénicos en el mundo andino: esta vez se trata de una mezcla de soya y maíz genéticamente modificados, que formaría parte de las donaciones alimentarias que destina Estados Unidos a la población pobre de Bolivia.

El no gubernamental Foro Boliviano del Medio Ambiente y Desarrollo, Fobomade, informó que muestras de productos donados fueron enviados el 14 de abril de 2001 al laboratorio GENETIC-ID de Fairfields, Estados Unidos, para su respectivo análisis.

Los resultados muestran que en una mezcla de soya y maíz se encontró presencia de maíz transgénico en una concentración mayor al 10 por ciento, y de soya transgénica entre 10 y 13 por ciento.

Fobomade señala que, desde 1955, noventa por ciento del total de la ayuda alimentaria en Bolivia proviene del Programa Public Law – 480, una enmienda del mismo número a la constitución estadounidense, que permite al gobierno entregar recursos para países en desarrollo.

Llega principalmente trigo en forma de harina, y también en forma de búlgur y búlgur fortificado ( trigo partido y trigo partido con hojuela de soya), además de leche en polvo descremada, aceite y una serie de mezclas.

La ayuda alimentaria del gobierno estadounidense es canalizada por instituciones privadas como CARE Bolivia, Food for the Hungry y la Agencia Adventista para el Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA), todas con oficinas en Estados Unidos.

Estos alimentos se distribuyen en diferentes formas y abarcan varias zonas del territorio boliviano, pero en particular aquellas donde se han presentado dificultades por fuertes lluvias y que abarcan extensas áreas del altiplano, los valles y el trópico.

Sin embargo, el director ejecutivo de PL- 480, Carlos Brockmann, aseguró que desde 1994 su oficina no importa ningún alimento desde los Estados Unidos, y que son empresas privadas las que hacen este trabajo bajo la modalidad de licitaciones internacionales.

Por su parte, la embajada de Estados Unidos en La Paz confirmó a través de un boletín que "algunos alimentos donados son efectivamente modificados genéticamente”.

Sin embargo, aseveró que "es totalmente falso que Estados Unidos usa a los países pobres de América Latina como "conejillos de indias para promocionar una nueva tecnología peligrosa e innecesaria"".

En enero de 2001, el Ministerio de Agricultura puso en vigencia la Resolución Ministerial 001 que establece la restricción por el periodo de un año del acceso de organismos genéticamente modificados, "a pesar de la falta de certeza científica".

Esta decisión fue impulsada por presiones de la Confederación de Campesinos de Bolivia que en abril y octubre de 2000 mantuvieron en jaque al gobierno con bloqueos y manifestaciones, y sólo los levantaron tras firmar más de 50 acuerdos, entre ellos el de precautelar la biodiversidad local y suspender experimentos con cultivos transgénicos de soya, papa y algodón que empresas como Monsanto-Argentina realizaban desde 1998.

Pese a este disposición, hace un mes el Ministro de Agricultura Hugo Carvajal envió una carta al embajador de Estados Unidos, explicándole que "esta disposición no afecta a la recepción de donaciones de países amigos y entidades internacionales con las que tradicionalmente Bolivia ha mantenido relaciones".

Añadió que "las apreciaciones de algunos particulares y organizaciones privadas que se han publicado sobre la calidad y seguridad de las donaciones alimentarias norteamericanas, no comprometen al gobierno nacional ni a la política del Estado en esta materia".

La reacción del máximo dirigente de los campesinos bolivianos, Felipe Quispe, el Mallku, fue inmediata: los trabajadores del campo "vamos a quemar las donaciones transgénicas", aseguró.

Quispe señaló que no le extraña la posición que adopta la actual administración del presidente Hugo Banzer, ya que "se trata de un gobierno racista, que no le importa lo que comemos" y exigió que las autoridades demuestren que los alimentos transgénicos no atentan contra la salud.

Por su parte, Oscar Mendieta, directivo de la Asociación de Productores Agroecológicos de Bolivia (AOPEB), señaló que la decisión gubernamental "es una humillación que no vamos a permitir".

Algunos especialistas, sin embargo, consideran que se está satanizando a la biotecnología. "Creo que el debate no va por el cauce adecuado y más bien parecería que hay una intención de satanizar la tecnología nueva, sin dar oportunidad a que se puedan establecer los riesgos, que si bien existen, no son de la magnitud que se asegura", dijo a Tierramérica Mario Boudoin, Director de Biodiversidad del Ministerio de Desarrollo sostenible.

“No tenemos por qué cerrarnos a una interesante posibilidad de lograr mejores rendimientos y tampoco deberíamos desconocer que desde hace 20 mil años el hombre ha inventado la agricultura y ha manipulado la naturaleza para obtener alimentos a través de diferentes formas”, aseguró Boudoin.

* El autor es periodista boliviano, colaborador de Tierramérica


Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

Crédito:  Mauricio Ramos
 
Crédito: Mauricio Ramos

Enlaces Externos

FOBOMADE y los transgénicos

¿Qué son los transgénicos?

Situación de los transgénicos en Bolivia

AOPEB

Tierramérica no se responsabiliza por el contenido de los enlaces externos