¿Lo Sabías?
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
¿Lo Sabías?


El agua

Para nadie es un secreto que la vida en nuestro planeta sería imposible sin el agua dulce. Y cada vez está más claro que viviremos en un mundo donde será cada vez más común la escasez de este elemento. En este escenario, cada vez es más importante la adopción de medidas para conservar un recurso natural vital.

Para nadie es un secreto que la vida en nuestro planeta sería imposible sin el agua dulce. Y cada vez está más claro que viviremos en un mundo donde será cada vez más común la escasez de este elemento. En este escenario, cada vez es más importante la adopción de medidas para conservar un recurso natural vital.

1 ¿Por qué falta agua?

Se suele decir que vivimos en un planeta de agua, porque cubre las tres cuartas partes de la superficie. Además, la mayor parte de nuestro cuerpo está compuesto por agua. Pero 97,5 por ciento de todas esas reservas son de agua salada, y más de 2 por ciento está congelado en los polos. Lo que queda para el consumo es mínimo.
Y aunque sea poco, debería bastar para las necesidades. Pero hay otros factores que influyen: la mala distribución del recurso, las presiones demográficas, los cambios climáticos que provocan sequías, la contaminación y el derroche.

2 ¿Cómo se derrocha el agua?

Puede haber millares de ejemplos, pero quizás lo mejor es comenzar por mirar a nuestro alrededor. En las casas donde vivimos, una gotera que produzca una gota por segundo, podría desperdiciar 10.000 litros de agua por año. Un inodoro mal ajustado podría causar el desperdicio de 200.000 litros de agua cada año.
En los jardines u otros terrenos sometidos a riegos se puede perder hasta 50 por ciento del agua utilizada a causa de la evaporación.

3 ¿Cómo se puede evitar el derroche?

Hay medidas esenciales, como por ejemplo el buen mantenimiento de todos los aparatos de grifería de una casa para evitar las pérdidas. También se pueden cambiar las prácticas de riego introduciendo sistemas de ahorro, de captación de aguas de lluvia, e incluso recurriendo a especies menos exigentes en la demanda de agua.
Pero además es fundamental prestar atención a los hábitos de consumo del agua. Por ejemplo, no dejar los grifos abiertos mientras realizamos rutinas diarias, como el cepillado de los dientes.

4 ¿Acaso una sola persona puede ayudar?

En la conservación del medio ambiente todos los aportes son importantes. Un cambio de actitud generalizado puede provocar un ahorro de agua importante.
Además, el menor derroche no sólo disminuye la presión sobre el recurso. También permite disminuir las exigencias planteadas a la infraestructura de saneamiento de nuestras localidades, al reducir la cantidad de aguas servidas que requerirán ser tratadas, lo que repercute directamente sobre la calidad de este recurso.

* Con información del Ministerio de Medio Ambiente de Canadá




Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados