Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Conectate

Aire de saurios

Los integrantes de la orden Crocodilia, conocidos generalmente como cocodrilos o caimanes, son una evocación del pasado: emparentados con los saurios, tienen raíces biológicas que se sumergen en el tiempo. Hablamos de unos 250 millones de años de antigüedad.

Durante todo ese tiempo evolucionaron hasta formar tres familias definidas: cocodrilos, caimanes o gaviales, que a su vez están integradas por 23 especies. Más allá de sus diferencias, todos tienen algunas características en común: poderosas mandíbulas y una gruesa piel, por ejemplo.

Los cocodrilos habitan la vasta zona de los trópicos del mundo, en América, Asia, Africa y Oceanía. Todos ellos prefieren los climas cálidos, salvo por especies de China y Estados Unidos que pueden resistir temperaturas un poco más bajas. Eso sí: les gusta estar cerca del nivel del mar, y según los estudiosos nunca se ha encontrado uno por encima de los 1.000 metros de altitud.

Su fuerza y sus mandíbulas letales le han dado fama de fiereza. Aunque el comportamiento varía según la especie, la cultura humana los asocia con el peligro. Esto ha producido también fantasías y un alto grado de fascinación con estos saurios, que ahora reflota en Internet, donde pueden encontrarse abundantes sitios dedicados a la Cocodilia, y excelentes portales.

En muchos de ellos se hace notar, sin embargo, el verdadero peligro de la relación con los humanos: la extinción de los cocodrilos. La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) elaboró un manual especial para prevenir el comercio ilegal de estas especies, que figuran en numerosas listas de fauna amenazada en diversos lugares del mundo.

El Grupo de Especialistas en Cocodrilos, un grupo internacional que impulsa la conservación, destacó que en 1971 las 23 especies estaban amenazadas de extinción. Los programas de recuperación permitieron recuperar la población de algunas de ellas, pero al menos siete de ellas siguen enfrentando el peligro de desaparecer.

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), hizo notar que una causa fundamental para la amenaza de extinción ha sido el comercio de pieles de cocodrilo, que tuvo su auge en los años 50 y 60.

Estos son los sitios que le recomendamos para iniciar una navegación por el mundo de estos saurios:

CITES - Guía de cocodrilos en peligro de extinción (en español)
FAO: Sobre los cocodrilos (en español)
Portal: cocodrilos (en inglés)
Grupo de Especialistas en Cocodrilos (en inglés)
Educativo: el temible cocodrilo (en español)
Especies de cocodrilos
Cocodrilos en el mundo (mapa)
Cocodrilos en la web
Orden cocodilia, la especie (en inglés)
Discovery Channel: Guía sobre cocodrilos

Ocho patas

Las arañas están en todas partes, porque forman una familia de gran tamaño: se habla de entre 35.000 y 40.000 especies. Todas descendientes de criaturas que comenzaron sus vidas en el agua, cuyos datos más antiguos han sido encontrados en fósiles de la era paleozoica.

Muchos años después, en pleno siglo XXI, las arañas forman parte de la civilización. Estos 'bichos' presentes tanto en las casas como al aire libre alimentan el asombro de algunos, y el rechazo de muchos. La mala información produce distancias y miedos, llevados al extremo en el caso de la muy citada 'aracnofobia'.

Sin embargo el acto reflejo de aplastar una araña o arrastrarla junto con el polvo al barrer no siempre es una buena idea, pues se trata de seres que juegan un papel importante dentro de ecosistemas donde son depredadoras de numerosos insectos. La araña, por cierto, no es un insecto.

Las diferencias son casi matemáticas, porque los insectos tienen seis patas y su cuerpo se divide en tres partes. Las arañas tienen ocho patas, con un cuerpo dividido en dos partes, el cefalotórax y el abdomen, destino que comparten con primos como el escorpión.

Los animales con ocho patas pertenecen a la clase Arácnida, mientras que las arañas forman parte de la orden Araneae.

Su presencia en la tierra ha maravillado a los estudiosos de la biología. Y sin duda uno de sus atractivos fundamentales es la capacidad de emitir los hilos de seda que les permiten 'tejer' sus telas, utilizadas también para capturar a sus presas.

Más allá de las arañas que viven en los rincones de las casas hay algunas cuya fama es legendaria. Como la tarántula, grande y peluda, mascota para algunos, o la viuda negra, con merecida fama de venenosa.

Este directorio permite realizar una exploración a fondo del mundo de los arácnidos, orden araneae:

Arachnida (en inglés)
Arañas (en español)
Australian Museum: Arañas (en inglés)
Arácnidos en la escuela (en español)
Las arañas, un éxito evolutivo (en español)
Discovery.com: Arañas! (en inglés)
Las partes de una araña (en español)
Galería: 180 especies
Sobre las arañas (en inglés)
La Viuda Negra (en inglés)
Tarántulas (en español)
Tarántula Planet (en inglés)

Felinos acostumbrados

Menos conocido como Felis catus, que desde el punto de vista científico puede ser considerado como su verdadero nombre, el gato doméstico representa la evolución de una especie natural cuyo logro más notorio es su capacidad para convivir con los humanos.

Dentro de las clasificaciones científicas el gato común, la mascota que solemos ver a nuestro alrededor, pertenece a la orden carnívora, igual que el perro, y a la familia de los félidos, que comparte con otros prominentes parientes, como los leones o el gato montés... comúnmente enmarcados por la palabra felino.

La presencia del gato en la civilización, su adopción como mascota, ha dado origen a toda una cultura. En Internet se ve digitalmente reflejada, con una gran cantidad de sitios web dedicados al animal doméstico: desde galerías de fotos hasta recomendaciones para su cuidado y el manejo de una treintena de razas diferentes.

Fue su convivencia con los humanos lo que le permitió al gato expandir su hábitat, y hoy está presente en todos los rincones del planeta.

Los investigadores de la historia de estos animales han determinado que la especie puede tener unos 9.000 años de antigüedad, y que sus primeras relaciones con los humanos datan de hace más de 4.000 años en el antiguo Egipto, donde llegaron a ser adorados.

La historia del gato registra como período negro la edad media, cuando en algunos lugares de Europa se desarrollaron creencias que los identificaban con el demonio. Pero finalmente se impuso su condición de animal doméstico y además de predador de los roedores.

Pese a su larga historia de convivencia con los humanos, el gato sigue siendo un carnívoro, equipado para la cacería con sentidos muy agudos y una gran agilidad. ¿Dónde empezar a conocer mejor al Felis catus? Internet no es una mala idea:

Exhibición felinos: del salvaje al doméstico (en inglés)
Historia del gato (en español)
Características del gato (en portugués)
Manual sobre gatos domésticos (en español)
Supersticiones sobre el gato (en español)
Portal Catsinfo (en inglés)
Comportamiento gatuno (en español)
El gato, carnívoro estricto (en español)
Para conocer al gato (en español)
Gato (en español)
Yahoo! en inglés: Cats

 


Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

crédito: Eduardo Sabal
Crédito: Eduardo Sabal



Tierras áridas

Colosos del mar

Belleza Salvaje

Los habitantes del agua

Sistemas Vitales

Sustento de la humanidad

Anfibios con cola

Vital elemento

Un cultivo prodigioso

Vida de colápteros

Mamíferos acorazados

El otro mundo

Sube la temperatura

Una familia numerosa

Humo y niebla

Caparazones marinos

Un aroma planetario

 

 

 

 

 

 

crédito: Eduardo Sabal
Crédito: Eduardo Sabal