Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Conectate

Un pequeño gran mundo

Las hormigas aparecieron en el planeta Tierra hace unos 100 millones de años. Y después de todo ese tiempo se han convertido en uno de sus habitantes más representativos, poseedores de una práctica de lo social que no deja de asombrar por igual a escolares, estrategas, ingenieros, sicólogos y científicos.

Estos pequeños animales son estudiados por una disciplina científica especial, conocida como la mirmecología. Y no es raro que sean objeto de investigación, porque después de todo la palabra 'hormiga' agrupa a unas 20.000 especies que representan aproximadamente 20 por ciento de la biomasa del planeta.

De acuerdo con la clasificación científica, son miembros de la familia Formicidae, de la orden Hymenóptera. Pero una de sus características más conocidas es que pertenecen a un grupo de seres conocidos como 'insectos sociales'.

Las hormigas fabrican asombrosos hormigueros donde establecen comunidades, a cuyo interior cada una tiene una función. Según algunos teóricos, así se logra poner en funcionamiento un virtual 'superorganismo'.

Las colonias de hormigas nacen con la fecundación de una reina. La fascinación que produce la capacidad, lealtad, especificidad y perfección del trabajo de las hormigas ha llevado a algunos humanos hacia la afición de crear colonias artificiales, para estudiarlas mejor.

En Internet hay portales sobre las hormigas, sitios educativos donde se revisa la compleja existencia de estos pequeños seres, y algunos sitios que tratan sobre especies específicas, como la 'hormiga de fuego', considerada una plaga en EE.UU.

Portal: Myrmecology.org (en inglés)
Portal: Antcolony.org (en inglés)
Las hormigas, el superorganismo (en español)
Ants: enciclopedia ilustrada japonesa (en inglés)
Ciclo de la colonia de hormigas (en portugués)
Las hormigas (en francés)
Nova: Los pequeños seres que gobiernan el mundo (en inglés)
Información de la hormiga (en español)
Fire ants en EE.UU.: la plaga (en inglés)

Luz de vida

La fotosíntesis es esencial para todos los seres del planeta Tierra. Hace millones de años este complejo proceso fue fundamental para detonar la proliferación de la vida orgánica, y se repite cada día con las plantas verdes como protagonistas destacados.

El proceso de fotosíntesis implica la transformación de energía solar y de otros compuestos como el dióxido de carbono y el agua en la energía química que sustenta la vida. Los productos resultantes son el oxígeno, que como sabemos es vital para los seres vivos de este planeta, y el ATP, fuente de energía de los organismos.

Las plantas verdes tienen un papel protagónico en este proceso por albergar la clorofila, un compuesto que precisamente hace posible el proceso de transformación de la energía lumínica en energía química.

La fotosíntesis está explicada a lo largo y ancho de Internet, en algunos sitios en forma sencilla para atender las necesidades de los escolares, y en otros de manera un poco más detallada.

Pero dada la naturaleza casi milagrosa de esta rutina de transformación, los estudios sobre su comportamiento y su potencial no cesan. Hay una sociedad internacional de investigación de la fotosíntesis, y los directorios de Internet confirman el enorme interés que genera entre la comunidad científica.

Directorio: fotosíntesis en Internet (en inglés)
Botánica OnLine: Fotosíntesis (en español)
¿Qué es la fotosíntesis? (en inglés)
Biología celular: la fotosíntesis
Libro de hipertexto: fotosíntesis (en inglés)
Sociedad Internacional para la Investigación de la Fotosíntesis (en inglés)
Fotosíntesis para niños (en español)
Fotosíntesis (en español)
Todo sobre fotosíntesis (en español)
Alien explorer: fotosíntesis

Centellas tormentosas

Los rayos, los relámpagos, los truenos: son los componentes de una tormenta eléctrica. La visión luminosa, la de una descarga centelleante, maravilla a quienes la ven desde la distancia y desde el pasado alimenta mitologías. Pero se trata de una belleza peligrosa.

En un momento cualquiera del día la superficie del planeta soporta unas 2.000 tormentas eléctricas simultáneamente, lo que significa que la superficie del planeta es golpeada por una inmensa cantidad de rayos. Un sitio de Internet, habla de 100 por segundo.

Entonces no es un fenómeno ajeno a la existencia sobre la Tierra, pero sí es misterioso. Aunque en tiempos modernos puede intuirse la presencia de una descarga eléctrica en esas iluminadas centellas, pocos conocen su origen.

El punto de partida es una lucha entre fuerzas elementales, que en el caso de la electricidad son partículas negativas y positivas. Los rayos, que son las descargas, se producen al interior de las nubes, entre diferentes nubes y, más visiblemente, entre las nubes y la tierra.

La carga negativa que suele habitar en las nubes reacciona con las cargas positivas de la superficie terrestre. Primero viene el rayo, que es la descarga original desde la nube, y luego el relámpago la ilumina en la descarga de retorno desde el piso. Posteriormente llega el sonido, el trueno.

La exploración del mundo de las tormentas eléctricas en Internet permite encontrar numerosos sitios dedicados a explicar este fenómeno, a mostrar fotos, a investigarlo desde el espacio, a pronosticarlo.

Sin embargo, abundan aquellos que tratan de los peligros de los rayos. Aunque las probabilidades de ser golpeado por uno son muy bajas, provocan muertes. En EE.UU. fallecen unas 90 personas cada año, más que por huracanes o tornados. Y los sobrevivientes, que son la mayoría, pueden quedar con secuelas físicas o emocionales.

La Red presenta testimonios sobre el efecto de este fenómeno, y también recomendaciones para que no nos parta un rayo.

Meteoweb: tormentas eléctricas (en español)
Los rayos: sus características (en español)
¿Qué hacer para que no nos parta un rayo? (en español)
USA Today: Entendiendo los relámpagos (en inglés)
NASA: Aprender de los relámpagos (en español)
American Scientist: el misterio de la electrificación de las nubes (en inglés)
El relámpago, un peligro subestimado (en inglés)
Rayos, descargas eléctricas (en español)
Biblioteca de meteorología: relámpago, tormenta, trueno, rayo (en español)
Historias de niños afectados por rayos (inglés, español, swahili)
NASA: Relámpagos desde el espacio (en inglés)


Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

USDA/freestockphoto.com
USDA/freestockphoto.com



Capturas acuáticas

Aullidos ascentrales

El otro reino

Alas sutiles

Grandeza Fluvial

Plantas.com

El arte de volar

Soberanos melenudos

Aire de saurios

Ocho patas

Felinos acostumbrados

Tierras áridas

Colosos del mar

Belleza Salvaje

Los habitantes del agua

Sistemas Vitales

Crédito: Freestockphoto.com
Crédito: Freestockphoto.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Crédito: US NOAA/freestockphotos.com
Crédito: US NOAA/freestockphotos.com