Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Conectate

Hielos a la deriva

Los iceberg son los habitantes más colosales de los océanos. Estos desprendimientos del hielo de los glaciares que navegan a la deriva son resultado de un fenómeno natural fascinante, y a veces peligroso.

Entraron en el imaginario popular literalmente de golpe: en 1912 uno de ellos chocó con el Titanic, que había sido construido como muestra del poder humano, y provocó su hundimiento.

El término 'iceberg' se utiliza para hacer alusiones en el habla diaria: cuando nos referimos a algo grande, potente, helado, colosal. O cuando decimos que se trata sólo de 'la punta del iceberg' y hacemos alusión a una característica natural: hasta 7/8 de su masa está oculta debajo del agua.

Algunos iceberg pesan cientos de millones de toneladas, y cualquier colisión contra uno de ellos es peligrosa. Los investigadores aseguran que su paso queda registrado en el fondo marino, donde cualquier contacto pulveriza la realidad.

En la superficie los humanos se han visto obligados a establecer sistemas de vigilancia, incluso satelital, para evitar esas colisiones. De hecho, existe una Patrulla Internacional del Hielo que controla los iceberg en el hemisferio norte.

Los iceberg se originan principalmente por desprendimientos de los glaciares en la zona polar ártica, en especial en Groenlandia, y en la Antártica en el sur. Los del norte son los que suelen cruzar zonas sensibles, como las rutas de navegación.

Sin embargo fue en la Antártica donde en marzo de 2000 se detectó el iceberg más grande, el B15, con casi 300 kilómetros de longitud.

En Internet los iceberg aparecen con frecuencia. Muchos sitios están dedicados a explicar su naturaleza: a pesar que flotan en el mar y son habitantes de un medioambiente marítimo, están compuestos de agua dulce, debido a su origen en los glaciares, donde se han formado a lo largo de unos 3.000 años.

Patrulla Internacional del Hielo (Guardacostas de EE.UU.) Glaciología: formación de los icebergs (en español)
Centro Nacional del Hielo de EE.UU.: Icebergs
Icebergs antárticos: ubicación actual
USAToday: info sobre icebergs (en inglés)
NASA: icebergs desde el espacio
Icebergs de Groenlandia
FAQ: icebergs del hemisferio norte
B15: el iceberg más grande (en inglés)

Los que huyen

Una nueva guerra en los albores del siglo XXI volvió a llamar la atención sobre uno de los problemas crónicos de la humanidad: el de los refugiados, personas obligadas a huir para salvar la vida.

La crisis de refugiados de Afganistán ha sido considerada como una de las más graves registradas por la historia. Pero lo más paradójico es que esta y otras emergencias de la misma naturaleza ocurren en plena 'era digital', cuando en otras zonas del planeta se hacen alardes de modernidad y progreso.

La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), es protagonista de acciones realizadas en todo el mundo para salvar a estas personas. Según estimaciones de esta organización, más de 20 millones de personas reciben su ayuda en este momento.

El principal instrumento jurídico para actuar en favor de los refugiados es una Convención negociada en Ginebra en 1951 y ratificada por más de 140 naciones. L 20 de junio de este año, se celebró el Día Mundial de los Refugiados, 50 años después de la redacción de ese documento.

La convención define al refugiado como una persona que "tiene un fundado temor de ser perseguida a causa de su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opinión política; y que al encontrarse fuera del país de su nacionalidad no puede o no quiere, debido a ese temor, acogerse a la protección de su país".

ACNUR precisa que los refugiados adquieren esa condición cuando son víctimas de persecución a raíz de conflictos. Pero en el mundo moderno el tema es complejo, porque muchas personas huyen también de factores como el hambre y la sequía, que pueden ser provocados por guerras, o por problemas ambientales.

Cuando las personas no cruzan las fronteras se llaman 'desplazados internos', y en ese caso la ayuda proviene de organizaciones como la Cruz Roja Internacional. Este grupo de personas representa en la actualidad un desafío humanitario para los gobiernos del mundo, pues se estima que su número es superior al de los refugiados.

Las crisis de refugiados han sido denunciadas por numerosas organizaciones no gubernamentales. E incluso existen testimonios estremecedores, como los que ofrece la fotografía. Sin embargo, el problema persiste.


Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) (en español)
ACNUR: crisis en Afganistán (en inglés)
Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, Ginebra, 1951 (en español)
ONU/UNHCHR: Protocolo del Estatuto de los Refugiados (en español)
ONU: Día Mundial de los Refugiados (en español)
Cruz Roja: Refugiados y personas desplazadas (en español)
Human Rights Watch: Refugiados (en español)
BBC: huyen por la vida (en español)
Éxodos: Sebastiao Salgado
Refugees International (en inglés)

Planetas en vecindad

Los nueve planetas, el Sol y otra gran cantidad de cuerpos espaciales que componen nuestro Sistema Solar son los habitantes de una vecindad cuya naturaleza apasiona a la humanidad: un delicado equilibrio permitió el florecimiento de vida en la Tierra.

Un planeta es un objeto en órbita alrededor de una estrella, más grande que un asteroide. Hasta ahora, la civilización humana no ha descubierto ningún otro conjunto de planetas como el del Sistema Solar, pero el espacio es inmenso...

En la Tierra la aparición del ciberespacio abrió una nueva compuerta al conocimiento de las personas sobre el vecindario estelar donde habitan. No sólo porque abundan los datos: también es posible ver el Sistema Solar e intuir sus dimensiones a sólo un clic de distancia, desde nuestras computadoras.

Uno de los sitios más relevantes de Internet está dedicado a este tema: se trata de 'Los nueve planetas', donde abundan informaciones y enlaces destinados a aumentar la comprensión sobre este sistema planetario.

Pero la red también reserva directorios, sitios de imágenes, y numerosas explicaciones sobre las relaciones establecidas entre los planetas de nuestro vecindario.

¿Y quién vive en ese vecindario estelar? Pues bien, fuera del Sol que está en el medio y de los nueve planetas, hay unas 80 lunas o satélites artificiales que giran en torno a esos planetas. Y además millones y millones de asteroides y cometas.

Los nueve planetas (Página de entrada en varios idiomas y servidores de Internet)
Sistema solar en vivo (en inglés)
Nasa: bienvenido a los planetas (fotos y más...)
Conociendo el sistema solar (en español)
Vistas del sistema solar (en español)
Spacelinks/Nasa: Sistema solar (directorio)
Explicación del sistema solar (en español)
Viaje al sistema solar (en portugués)
El sistema solar (en español)
Un viaje a nuestro sistema solar (en español)



Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

Crédito: foto-ilustración del sitio web de la International Ice Patrol
Crédito: foto-ilustración del sitio web de la International Ice Patrol



Poder terrenal

Inmunodeficiencia humana

El poder del viento

Una bacteria peligrosa

Gatos feroces y amenazados

Astro Rey

Camino a Johannesburgo

Dientes feroces

El gran pájaro

Hielos australes

Montañas de fuego

Un agujero amenazante

Seres reptantes

Un pequeño gran mundo

Luz de vida

Centellas tormentosas

Capturas acuáticas

Aullidos ascentrales

El otro reino


Crédito: NASA
Crédito: ACNUR

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Crédito: NASA
Crédito: NASA