Reportajes
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Reportajes


Alerta mundial por el dugong

Por Suvendrini Kakuchi*

El dugong debería atraer la misma atención que las ballenas, dicen ambientalistas. Ya quedan pocos ejemplares y los avistamientos son raros. En 25 años, este tierno mamífero podría desaparecer, según un informe del PNUMA.

Henoko, Okinawa, Japón.- Un caliente sol se abate sobre la somnolienta ciudad de Henoko rodeada de un inmenso mar azul, en la isla japonesa de Okinawa, morada del dugong, uno de los mamíferos marinos que más rápidamente se agota en el mundo.

El dugong es un dulce animal de nariz chata que ha inspirado mitos de náyades y sirenas entre los navegantes, y que, por su comportamiento, inspira una inmensa ternura. Cuando da de lactar, la hembra abraza a su cría con su aleta, tal como hace una madre humana.

Como otros mamíferos marinos, el dugong está en serio riesgo de extinción, tanto que la Organización de Naciones Unidas pronostica que podría desaparecer en 25 años.

La isla de Okinawa es actualmente el único lugar en Japón donde se encuentran dugongs, y es de los pocos que quedan en toda Asia. Este mamífero se ha extinguido en Sri Lanka, Hong Kong, Filipinas, Camboya y Vietnam, entre otros lugares, según un informe financiado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA.

Los desarrollos costeros, la creciente contaminación, el tráfico de barcos y las redes de pescadores son algunas de las amenazas a las que está expuesta esta especie, asegura el informe del PNUMA, que lanzó en febrero una alerta mundial en torno al dungog, durante la reunión mundial de ministros de medio ambiente en Cartagena, Colombia.

“Los dugongs parecen estar diminuyendo en otras zonas con la posible excepción de las aguas del norte de Australia, del Mar Rojo y del Golfo Arábigo. La situación en el este de África es alarmante y es muy posible que esta sea la siguiente zona donde queden extintos a menos que se tome acciones urgentes", dijo la científica Helen Marsh, autora líder del informe.

A nivel mundial, apenas quedarían entre mil y dos mil ejemplares. En Japón, aunque no se ha realizado ningún estudio oficial, los ambientalistas piensan que su número es muy pequeño: cerca de 50 animales.

Y los avistamientos son cada vez más raros. Hace una década, lograron avistarse al menos 29 dugongs en Henoko. El año pasado apenas se vio uno, según el Fondo Mundial para la Naturaleza de Japón (WWF, en inglés).

“Los dugongs son extremadamente tímidos y pueden ser divisados únicamente en las tardes o en la noche, lo que hace difícil para los conservacionistas dirigir un sondeo apropiado”, explicó a Tierramérica Hiroko Sakuma, del WWF.

El dugong se alimenta del pasto marino que crece en los lechos arenosos del océano. Ara dentro del grueso pasto tornando las aguas circundantes de un rojo intenso.

Este mamífero puede crecer hasta 3.4 metros de largo y pesar hasta 360 kilogramos. Las hembras paren alrededor de una vez cada dos o tres años y las crías lactan durante 18 meses o más.

El PNUMA pidió a Japón establecer un santuario en el área del hábitat del dugong como el método más efectivo para conservarlo.
Tras fuertes presiones de los grupos ambientalistas, el Ministro del Medio Ambiente de Japón publicó un informe en febrero donde prometió 150 millones de yenes del presupuesto del Estado para servir y proteger al dugong de Okinawa.

Un estudio, dirigido desde aviones y botes, verificará el número de dugongs y la distribución de algas consumidas por ellos.

Las fotografías recopiladas por grupos conservacionistas muestran hasta el momento un serio daño a la grama marina como resultado de la contaminación provocada por procesos de construcción de infraestructura costera.

“El gobierno finalmente está poniendo atención”, dice Taro Hosokawa, de Red Dugong, un grupo conservacionista asentado en Okinawa. “Nuestra lucha está finalmente dando resultados.”

El grupo quiere que el gobierno japonés nombre a los dugongs de Okinawa como especies nacionales en peligro y que las aguas donde se alimentan sean declaradas áreas protegidas.

Esto, sin embargo, contradice un plan de los gobiernos de Japón y de Estados Unidos de construir una base área en Henoko, que remplazaría a la actual base en Futennma, en Okinawa central.
El proyecto es crucial para el gobierno japonés que está combatiendo una creciente oposición pública a la presencia de las tropas de los Estados Unidos en la isla.

Los activistas dicen que si la base es construida, el hábitat del dugong estará directamente bajo la ruta de vuelo, lo que provocaría contaminación y ruido que afectarían a la especie.

Pero Sakuma, de WWF, puntualiza que con la presión internacional en aumento, el gobierno se verá obligado a realizar antes una evaluación ambiental de la obra que, seguramente, señalará las drásticas repercusiones sobre el hábitat natural y el dugong.

* La autora es corresponsal de IPS




Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

El dugong ha inspirado leyendas de náyades y sirenas
 
El dugong ha inspirado leyendas de náyades y sirenas

Enlaces Externos

PNUMA/DEWA: informe sobre el dugong

PNUMA/comunicado: acción urgente en favor del dugong

Comunicado de los ministros de Ambiente sobre el dugong

La página del dugong

Sirenian.org

Dugong: definición

Campaña para salvar el dugong en Okinawa

Tierramérica no se responsabiliza por el contenido de los enlaces externos