Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Noticias

AMERICA CENTRAL: Alerta amarillo de crisis alimentaria
por Néfer Muñoz

SAN JOSE, mar (IPS) Unos 700.000 habitantes de América Central están expuestos al riesgo de una nueva crisis alimentaria, según teme el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua son los países más vulnerables de la región en materia de suministro de alimentos, señaló a IPS el peruano Francisco Roque, director del PMA para América Latina y el Caribe.

El hambre causada por la pérdida de cosechas hizo impacto el año pasado especialmente en Guatemala y Honduras.

Muchos centroamericanos tienen acceso precario a los alimentos y su situación es "bastante preocupante", dijo Roque, quien señaló la necesidad de medidas gubernamentales y de la ayuda de la comunidad internacional para evitar la crisis.

"Si este año hay sequía en mayo y junio, la situación más alarmante podría tenerse a partir de septiembre", puntualizó.

El riesgo mayor es para los campesinos pobres del istmo, que dependen del cultivo de granos básicos y que el año pasado perdieron su producción debido a la sequía.

"La comunidad internacional no debe olvidarse de América Central, pues este año 2002 esta región podría enfrentar una emergencia más severa que la del año pasado", destacó Roque.

Los meteorólogos consideran probable la manifestación este año del fenómeno climático de El Niño, que determinaría una nueva sequía en la costa del Pacífico de América Central, donde viven la mayoría de los 36 millones de habitantes de la región.

El Niño, que también provocaría un exceso de lluvias en el Caribe, se presenta con un intervalo de tres a siete años. Nace en frente a Australia y avanza sobre la costa ecuatorial de América.

En 1998, El Niño trastornó el clima en todo el mundo, causando daños por miles de millones de dólares.

El PMA, una agencia del sistema de Naciones Unidas, realiza un estudio en los países centroamericanos más vulnerables para trazar un mapa de las reservas de alimentos y determinar la situación socio-económica de los afectados.

"Nuestro interés es conocer cuáles son las existencias de alimentos, el nivel de empleo, el endeudamiento y la posesión de bienes de capital entre las personas que más podrían sufrir hambre", dijo Roque.

Agregó que el propósito del PMA es confeccionar un plan con recomendaciones sobre políticas de mediano plazo para los gobiernos de América Central, una región de 523.000 kilómetros cuadrados y siete Estados nacionales en los que prevalece la pobreza.

El PMA pretende hacer un diagnóstico de la situación alimentaria para promover una mayor inversión en sistemas de riego, diversificación de cultivos, aumento de la productividad y líneas de crédito.

La agencia cuenta en el istmo con una reserva de cerca de 30.000 toneladas de alimentos, sobre todo de cereales, frijoles y aceite.

Esas reservas están destinadas a programas de desarrollo social y su fueran destinadas a atender una emergencia se agotarían probablemente en un mes.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) señaló que la sequía de 2001 aumentó la desnutrición aguda entre los niños y niñas de las áreas afectadas de Honduras.

La sequía y el hambre del año último causaron desnutrición en seis de cada 100 menores residentes en las zonas críticas de Honduras, según el informe de Unicef. Las organizaciones internacionales consideran que la situación es delicada cuando hay más de cinco de cada cien niños con desnutrición.

Se calcula que en 2001, más de 65.000 familias hondureñas perdieron cerca de 135.000 toneladas de cosechas.

La Cruz Roja hondureña informó haber atendido de agosto de 2001 a enero de este año a 7.700 familias, a las que proporcionó alimentación.

Mientras, en Guatemala, la inanición se cobró varias vidas pprincipalmente de niños- en el occidental departamento de Chiquimula. Y en Nicaragua, algunos especialistas han comenzado a hablar de una "africanización" de la pobreza.

"En América Central hay una situación que se agrava y si se confirma la llegada de El Niño el panorama, se podría complicar más", advirtió Giorgio Ferrario, jefe de la delegación en Honduras de la Federación Internacional de la Cruz Roja.

"Hay que ser claros, estos problemas tienen su raíz en las desigualdades económicas de la región", destacó a IPS Celia Medrano, coordinadora de la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos en Centroamérica.


Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados