Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Conectate

La biodiversidad

La diversidad biológica, también conocida como biodiversidad, es la mayor riqueza del planeta. Hace miles de millones de años comenzó un proceso evolutivo generador de la variedad de la vida en la Tierra, cuya conservación constituye uno de los mayores desafíos de la humanidad.

Los gobernantes del mundo fueron convocados a esforzarse por neutralizar esa amenaza a través de un Convenio sobre Diversidad Biológica redactado en 1992. Pero el logro de las metas trazadas allí es aún una asignatura pendiente. Incluso, países como Estados Unidos o Afganistán no lo han ratificado, según información disponible en Internet.

El sitio web del Secretariado de este convenio entrega información fundamental para entender la biodiversidad: "la diversidad biológica que observamos hoy es el fruto de miles de millones de años de evolución, moldeada por procesos naturales y, cada vez más, por la influencia del ser humano".

La variedad de la naturaleza está expresada hoy en la existencia de 1,75 millones de especies clasificadas. Sin embargo, los expertos piensan que puede haber unos 13 millones de especies y hay quienes estiman que el número podría elevarse a 100 millones.

Organizaciones como la Fundación All Species buscan identificar a todas esas especies. Es un reto importante, si se considera que el ritmo de clasificación actual es de 15.000 al año.

Para la diversidad biológica todo empezó a cambiar radicalmente hace 10.000 años, con el comienzo de la agricultura humana. Y se aceleró desde hace tres siglos, con los procesos industriales. La extinción de especies, un proceso natural, se aceleró entre 1.000 y 10.000 veces.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, IUCN, publica un Libro Rojo que en su última versión a finales de 2001 destacó que en la actualidad hay 11.046 especies en peligro de extinción.

A nivel internacional existen numerosas iniciativas para combatir el deterioro de la biodiversidad biológica, lo que se refleja en Internet en la gran cantidad de sitios web sobre el tema. El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) auspicia tanto un programa de vigilancia de la conservación, WCDC, como una convención contra el comercio de especies protegidas, CITES. E instituciones como el Instituto de Recursos Mundiales presentan evaluaciones periódicas sobre la situación de los seres vivos en el planeta.

Pero el camino por recorrer en la conservación de la biodiversidad aún es largo. Hay que considerar que la variedad de la vida, tal como lo dice la Comisión mexicana sobre biodiversidad, abarca toda la escala de organización de los seres, incluidos los humanos: genes, especies y ecosistemas.

PNUMA: Secretariado del Convenio sobre la diversidad biológica: Secretariado (en español)
Convenio sobre la Diversidad Biológica (en español)
Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza IUCN: El Libro Rojo (en inglés)
Instituto de Recursos Mundiales (en español)
Portal: Biblioteca virtual de ecología y biodiversidad (en inglés)
PNUMA: Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, CITES (en español)
PNUMA: Centro Mundial de Vigilancia de la Conservación, WCMC (en inglés)
Fundación All Species: busca clasificar todas las especies (en inglés)
Comisión de biodiversidad de México (en español)
Yahoo!: directorio sobre biodiversidad

La luna

La luna suele ser calificada como un satélite natural de la Tierra, ya que parece condenada a girar en torno a nuestro planeta. Ese vínculo genera una fuerza importante, cuyo efecto más visible sobre nuestra realidad son las mareas.

Pero además de influenciar el nivel de las aguas, un hecho que tiene consecuencias económicas, sociales y ambientales, la luna siempre ha fascinado a los humanos, quienes desde un pasado remoto la incorporaron a sus mitologías, religiones y estudios. Después de todo, está siempre allí.

La luna ha servido, por ejemplo, para elaborar calendarios que permitieron controlar el tiempo en la antigüedad.

La luna está ubicada a 384.000 kilómetros de distancia, y tiene un diámetro de 3.476 kilómetros. Como se sabe, su geografía es accidentada, y está salpicada de cráteres causados por impactos de meteoritos. El más grande, que es el Newton, tiene 113 kilómetros de diámetro.

Los orígenes de la luna aún son un misterio, aunque existen varias teorías. Una de ellas plantea la posibilidad de que un impacto de un cuerpo espacial contra la Tierra haya producido una evacuación de material en cantidad suficiente como para formar la luna. En todo caso, habría ocurrido hace unos 4.000.000.000 de años.

Debido a que tiene un tamaño menor al de la Tierra, ejerce una gravedad reducida sobre los cuerpos en su superficie. Una persona puede sentir que pesa seis veces menos. Y un salto de un metro en la tierra equivale a 5,5 metros en la luna.

Esa realidad ya ha sido comprobada en terreno, pues la fascinación por la luna, que por su cercanía ha sido vista como la puerta de salida hacia el espacio, impulso a las grandes potencias a crear la tecnología para enviar humanos hasta superficie. Eso se concretó en 1969. Pero la última misión fue en los años 70, y desde entonces no ha habido más visitas.

Internet tiene gran cantidad de recursos sobre la luna. Los que explican su naturaleza y sus peculiaridades, como su participación en los eclipses, los que recorren sus principales características, y los que invitan a navegar en busca de mayores conocimientos sobre el tema.

NASA: la página de la luna
Portal: Moonpeople, una introducción a la luna (en inglés)
Los nueve planetas: la luna (en español)
Apolo 11: llegada a la luna, 20 de julio de 1969 (en inglés)
La luna: características, historia... (en español)
Misiones Apolo (en español)
La luna, preguntas y respuestas (en español)
Astronomía moderna: la luna (en español)
Los eclipses (en italiano)
Calendario lunar

Financiar el desarrollo

La movilización de recursos para financiar al desarrollo es un reto apremiante para un mundo donde 1.200 millones de personas están condenadas a la extrema pobreza. Y además es la clave para lograr la sustentabilidad ambiental de nuestro planeta.

Los países del mundo se movilizaron en marzo de 2002 hasta la ciudad mexicana de Monterrey para participar en una Conferencia Internacional sobre Financiación al Desarrollo, y deberán volver a abordar este mismo tema durante la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sustentable en Sudáfrica a fines de agosto.

La conexión entre los dos encuentros es importante, porque en Sudáfrica se revisarán los compromisos adquiridos durante la "Cumbre de la Tierra" realizada en Río de Janeiro en 1992. En esa oportunidad los gobiernos del mundo emitieron un documento conocido como Agenda 21 o Programa 21, en el cual entre otras cosas se detallan los costos del desarrollo sustentable: 600.000 millones de dólares anuales.

Un documento del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), presentado en octubre como preparación para la reunión sudafricana, conocida como "Río + 10", destacó que los objetivos de financiamiento al desarrollo no se han cumplido.

Uno de ellos era el de lograr que los países industrializados aportaran unos 125.000 millones de dólares anuales en cooperación al desarrollo, equivalente a 0,7 por ciento de sus productos nacionales (PIB). La meta no se alcanzó, y en el 2000 la cooperación rondaba el 0,22.

Como quedó demostrado en Monterrey, hay visiones divergentes sobre la cooperación al desarrollo. En la reunión mexicana la ONU destacó que en este momento sería necesario aportar unos 50.000 millones de dólares anuales para combatir la pobreza, por debajo de las metas del Programa 21, pero aún así un inmenso desafío.

Un Grupo de Alto Nivel sobre Financiación al Desarrollo llamado por la ONU para preparar un estudio previo a la reunión de Monterrey, advirtió que si no se llega a compromisos concretos no se cumplirán las metas trazadas por la Declaración del Milenio, presentadas a los países al comienzo de este siglo.
Esas metas incluyen disminuir a la mitad el número de personas en extrema pobreza para el 2015. Y eso implicaría también cambiar la situación de un mundo polarizado donde 80 por ciento de toda la población vive con 20 por ciento de los recursos.

Un amplio despliegue de información sobre estos temas disponible en Internet detalla también otros desafíos relacionados con la movilización de recursos para el desarrollo, para comenzar la voluntad de los propios países en desarrollo por planificar en forma más eficientes sus políticas económicas y financieras.

Los países en desarrollo deberán preocuparse por invertir sus propios recursos nacionales.

Las naciones del mundo también han sido exhortadas a buscar alivios para los problemas de deuda externa que absorben grandes cantidades de recursos, a estimular los flujos de inversión privada y a mejorar el acceso a los mercados por parte de los países en desarrollo. Uno de los objetivos del desarrollo debe ser una mundialización (globalización) más equitativa, dicen los documentos que sustentan estas conferencias.

Conferencia Internacional sobre la Financiación al Desarrollo
Foro Global, la sociedad civil frente a la conferencia
Kofi Annan: lo que se necesita para el desarrollo (en inglés)
Grupo de Alto Nivel sobre la Financiación al Desarrollo
Agenda 21
PNUD: Financiación para el desarrollo
CEPAL/PNUD: Financiamiento al desarrollo sostenible
Declaración del milenio: Nosotros los pueblos
Cumbre de Johannesburgo: Río + 10
Tierramérica: la ruta de México a Sudáfrica

 


Copyright © 2002 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

 

Fuente: USFWS
Fuente: USFWS


El Niño

Los elefantes

Cetáceos inteligentes

Aves delicadas

Fluviales

Alimento de Dioses

Aire en movimiento

Inseguridad Alimentaria

Rocas Espaciales

Alto relieve

Hielos a la deriva

Los que huyen

Planetas en vecindad

Poder terrenal

Inmunodeficiencia humana

El poder del viento

Una bacteria peligrosa

Gatos feroces y amenazados

Astro Rey

Camino a Johannesburgo

Dientes feroces

El gran pájaro

 

 

 

 

 

 

Fuente: NASA
Fuente: NASA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: UN Photo #149134C
Fuente: UN Photo #149134C