Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Conectate

Tornados

Primero viene la calma, y luego se desata la furia: en el centro de todo puede estar el tornado, esa formación tormentosa de la naturaleza que rota a una velocidad vertiginosa y siempre, aún en las películas, parece acercarse en forma inexorable.

El tornado es un fenómeno natural que ocurre en todo el mundo, hay reportes de grandes catástrofes en Asia, y también en Europa. Un sitio web perteneciente a un centro de investigación británico vigila su aparición en esa región del mundo, donde las crónicas ya los describían en el siglo XI.

Sin embargo Estados Unidos es el principal escenario de estas violentas tormentas. En un año cualquiera pueden producirse unos 1.000 tornados, con un saldo de 80 muertos y unos 1.500 heridos, de acuerdo con el sitio web de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de ese país, conocida como NOAA.

Un tornado es una columna de aire que gira en forma violenta, como resultado de tormentas generadas por el encuentro de masas de aire caliente y frío. El resultado es una formación con forma de trompo que puede moverse a gran velocidad a través de la superficie terrestre.

Existen una serie de normas para proteger a la población de los tornados, cuya intensidad es dividida entre débiles, fuertes y violentos de acuerdo a un sistema conocido como 'escala Fujita'. En Estados Unidos las medidas de emergencia se activan a través de alarmas cuando uno de estos fenómenos es detectado, pero a veces surgen en forma imprevista.

Los tornados forman parte del imaginario humano, y su peculiar forma ha dado origen a un negocio de películas y otros objetos comerciales que los recuerdan. También generan gran atracción entre los turistas más arriesgados, quienes participan en 'safaris' cuyo objetivo es 'cazar' este tipo de tormentas.

El interés persiste en Internet, donde hay una gran cantidad de sitios sobre los tornados, comenzando por los que explican su naturaleza.

NOAA/EE.UU.: Tornados
Gran Bretaña: centro de investigación de tornados y tormentas
Discovery: tornado
¿Qué es un tornado? (en español)
Tornado links: enlaces y noticias
Tornado Project
Tornado Project: Tornados en el mundo
Escala Fujita (en español)
NOAA: ¿está preparado para un tornado? (en español)
Tornado Safari

Rinocerontes

La silueta inquietante de los rinocerontes apareció por primera vez en este planeta en un pasado remoto. Durante decenas de millones de años evolucionaron, pero ahora están en peligro de desaparecer a causa de la acción de los seres humanos.

"¿Perderemos 60 millones de años de evolución?" plantea una página web del Fondo Mundial de la Vida Silvestre (WWF) en el cual recuerda que docenas de especies de rinocerontes poblaron el planeta alguna vez. Hoy sólo quedan cinco, y todas ellas están amenazadas.

Y como ejemplo de esta situación dan un dato estadístico: en 1960 las sabanas de África albergaban más de 100.000 rinocerontes negros. Hoy quedan apenas unos 2.600 ejemplares de esta especie diezmada por los cazadores.

Hace millones de años los rinocerontes eran animales que con un aspecto colosal, y acentuado por sus particulares cuernos. Las cinco especies actuales incluyen al negro y el blanco de África, y los de India, Java y Sumatra en Asia.

Todas estas especies pertenecen a la familia Rhinocerotidae. De acuerdo con información recopilada en Internet, la población total de rinocerontes en libertad es de entre 12.000 y 16.000, mientras que más de un millar viven en cautiverio en zoológicos de diversos lugares del mundo.

Los peligros que enfrenta la supervivencia de los rinocerontes han generado numerosas iniciativas a nivel mundial para rescatarlos.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) tiene grupos de especialistas para vigilar estas especies, y la Convención Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas (CITES) ha convocado a los países a la acción para evitar la constante disminución de rinocerontes.

Esa preocupación se expresa en la existencia de numerosas fuentes de información en Internet, incluyendo el sitio web de una Fundación Internacional que no demora en explicar la raíz del peligro que enfrentan los rinocerontes: son cazados para cubrir la demanda de un mercado asiático, donde usan sus cuernos con propósitos medicinales y ornamentales.

El aspecto prehistórico del rinoceronte, su peculiar cabeza, son fuente de gran fascinación entre los humanos. Por ejemplo, hay clubes de coleccionistas de todo tipo de objetos inspirados en estos animales, y una gran cantidad de estampillas que cautivan a filatélicos.

Portal: SOS Rhino (en inglés)
Fundación internacional: salven los rinocerontes (en inglés)
Familia rhinocerotidae (en español)
IUCN: grupos de especialistas en rinocerontes (en inglés)
WWF: Salvar a los rinocerontes (en inglés)
CITES: conservación y comercio de los rinocerontes (en español)
El origen de los rinocerontes (en portugués)
Rinocerontes (en español)
Rinocerontes en estampillas (español, inglés, francés)
Productos inspirados en el rinoceronte: mall (en inglés)

Planeta Tierra

La Tierra es el tercer planeta más cercano al sol. Para los innumerables habitantes de este esférico territorio, entre los cuales hay más de 6.000 millones de humanos, es equivalente a una fuente de vida.

Los griegos se referían a la Tierra como Gaia: una madre. Y está claro que la íntima relación entre el planeta y los seres vivos produjo entre los seres humanos un estrecho vínculo con su hábitat, al que le dieron infinidad de nombres: earth, terre, pamint, tero, erde, aarde, jorden, maa, zeme, semlja, gaea, dhara, vuravura, eretz, jeegoo, ard...

¿Cuál es la edad de la Tierra? Entre 4.500 o 4.600 millones de años, dicen quienes usan como referencia la edad atribuida al sistema solar.

Por supuesto, no siempre tuvimos clara la noción de planeta. En el pasado hubo diversas interpretaciones sobre la naturaleza de la Tierra, algunos llegaron a creer que era una planicie, otros negaron cualquier relación con el entorno.

Pero en diferentes lugares de la Tierra los primeros escrutadores e investigadores del cosmos dieron en el clavo. Ahora sabemos mucho más. Por ejemplo que su masa es de 6 x 1.021 toneladas. O que su diámetro es de 12.756,3 kilómetros.

En Internet abunda la información sobre la Tierra. Muchos sitios están dedicados a las denominadas 'ciencias de la Tierra', y algunos de los más informativos son sobre geología, definida en uno de ellos como la indagación sobre su proceso de formación, los materiales de que está compuesta, su historia y los cambios a través del tiempo.

También es posible encontrar en la Red sitios educativos sobre el planeta, otros que lo ven como parte del sistema solar, y una cantidad de buenos recursos procedentes de la agencia espacial estadounidense, incluyendo imágenes.

Los nueve planetas: la Tierra (en español)
Nombres de la Tierra
Apuntes de geología general (en español)
Nuestro planeta: Tierra (en inglés)
Discovery: especial sobre la Tierra (en inglés)
NASA: observatorio de la Tierra
NASA: Imágenes de la Tierra
NASA: la Tierra desde el espacio, fotos de astronautas
NASA: planetas: Tierra
Recursos de información sobre ciencias de la Tierra (en español)
Geología general (en español)

 


Copyright © 2002 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

 

Fuente: NOAA
Fuente: NOAA


La biodiversidad

La luna

Financiar el desarrollo

El Niño

Los elefantes

Cetáceos inteligentes

Aves delicadas

Fluviales

Alimento de Dioses

Aire en movimiento

Inseguridad Alimentaria

Rocas Espaciales

Alto relieve

Hielos a la deriva

Los que huyen

Planetas en vecindad

Poder terrenal

Inmunodeficiencia humana

El poder del viento

 

Fuente: USFWS
Fuente: USFWS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: NASA/jpl
Fuente: NASA/jpl