Tú Puedes
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Tú Puedes


Convivir con el sol

El adelgazamiento de la capa de ozono, un fenómeno descrito por los medios como 'hueco' o 'agujero', afecta el proceso de filtración de los rayos solares, esencial para permitir la vida en este planeta. El resultado es que aumentan los efectos negativos de los rayos ultravioletas.

En las zonas afectadas por este fenómeno los especialistas recomienda aprender a vivir con los rayos ultravioleta. Y eso puede significar cambios en los hábitos de vida.
Las recomendaciones son:

- Si deseas exponerse al sol o broncearse, hazlo antes de las 11 y después de las 15, evitando las horas de mayor radiación al mediodía.
- Usa ropa adecuada, que cubra brazos y piernas con telas livianas, preferiblemente de algodón. A los niños se recomienda una especie de túnica de algodón para jugar en la playa.
- Usa gorros (los dermatólogos recomiendan sombreros con ala ancha para que protejan las orejas y la nuca).
- Utiliza bloqueador solar (mínimo factor 15) media hora antes de exponerse al sol y después de bañarse. Su efecto termina luego de dos o tres horas, por lo que hay que reaplicárselo. Para la cara la cantidad de bloqueador es de una cucharadita de té, si te pones menos que eso, el factor del bloqueador ya no será 15 sino 4.
- Es importante consumir una buena dieta de antioxidantes. Está demostrado que si una persona tiene una dieta rica en antioxidantes, especialmente licopeno, tiene la probabilidad de hacer menos injuria en el DNA o en algunas moléculas que pueden ser dañadas por radiación ultravioleta en forma indirecta. El licopeno se encuentra en la sandía, la salsa de tomate (aquí el licopeno se concentra más que en el tomate), la uva rosada, el pomelo rosado (toronja).
- Protegerse más en la arena, el agua y la nieve, ya que reflejan más los rayos ultravioletas.
- En tu primer día de playa, mantenerte la sombra porque igual te broncearás, ya que los rayos ultravioletas rebotan.
- Estar muy pendiente de las manchas de sol en la piel: si éstas cambian de color, forma, sangran, duelen o pican se debe consultar inmediatamente a un dermatólogo.
- Saber que los solarium emiten rayos ultravioleta A (de aging, envejecer) y no rayos ultravioletas B que son los que queman (viene de burning, quemar); por eso si bien los solarium no producen quemaduras sí envejecen más la piel.

* Fuente: Instituto de Ciencias Biomédicas y del Departamento de Dermatología, Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.




Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados