Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Noticias

PERU: Los más pobres entre pobres
por Abraham Lama

LIMA, jul (IPS) - Las zonas más altas y de difícil comunicación en la cordillera de los Andes concentran la mayor pobreza de Perú, allí donde destaca Anchonga como la población más pauperizada, conformada por indígenas y mestizos cultivadores de papa.

”Ser los más pobres entre los pobres de un país pobre es vivir en un cotidiano paisaje de horrorosa y casi infrahumana carencia. Así viven los de Anchonga”, señaló la socióloga Imelda Vega Centeno.

El mapa de la pobreza elaborado por el Ministerio de Economía y Finanzas señala que ese flagelo afecta a 56 por ciento de los 25 millones de peruanos, de los cuales 4,7 millones viven en situación extrema.

Así, dos de cada tres peruanos en pobreza extrema viven en los pisos altos de los Andes, donde una población indígena o mestiza se dedica a la agricultura de sobrevivencia o al pastoreo de ovinos y camélidos.

En ese marco, la escala más baja es ocupada por el distrito de Anchonga, ubicado a 3.300 kilómetros sobre el nivel del mar en el departamento de Huancavelica, en la sudoccidental provincia de Angaraes.

”El mapa de la pobreza puso en evidencia la enorme y creciente desigualdad entre las distintas capas de la sociedad peruana”, comentó Reynaldo Trinidad, editor de la revista Agronoticias.

”En el índice de pobreza absoluta, en el estrato más pauperizado, se ubican 201 distritos, con una población de 1,1 millones de personas, 69 por ciento de las cuales son pobres absolutos”, apuntó.

Trinidad añadió que, entre los distritos que ocupan los últimos cinco lugares, la pobreza absoluta corresponde a 80 por ciento de su población.

Más de 96 por ciento de los casi 6.000 habitantes de Anchonga tiene como única fuente de ingreso el cultivo de papas, que deja a cada familia un promedio de un cuarto de dólar diario debido a los bajos precios del producto, la pobreza del suelo, la falta de sistemas de riego, escasa fertilización y deficientes semillas.

También carecen de bueyes y por supuesto de tractores y utilizan la ”chaclla”, rudimentario arado utilizado antes de la llegada de los españoles a América y que emplea la fuerza del pie para roturar la tierra.

”Venden cada arroba de papas (12 kilogramos) a dos soles, menos de cinco centavos de dólar por kilogramo y obtienen cosechas promedio de 1.100 soles, descontando semillas y demás, un monto con el cual tienen que vivir todo el año”, indicó el periodista Martín Mucha, del semanario Somos.

Anchonga está clasificado como distrito de ”muy difícil accesibilidad vial”, al que se puede llegar a pie o a caballo, utilizando el camino de herradura que enlaza al mencionado distrito con el resto del país.

Las ocho comunidades que viven en el área son ”pokras”, grupo étnico que resistió la dominación incaica primero y la colonización española después.

Sus aldeas no poseen agua potable ni alcantarillado, alrededor de 90 por ciento de su población adulta no sabe leer ni escribir y 65 por ciento no habla español.

La posta asistencial sanitaria de Anchonga, del Ministerio de Salud, está a cargo de Rosa Quispe, quién debe atender todo tipo de males pese a que sólo es obstetra, pues los médicos más próximos están a tres horas de caminata.

”Ella lidia con todo tipo de enfermedades, especialmente las diarreicas y respiratoria agudas, no suele tener medicinas para sus pacientes y en sus declaraciones confirma que la principal causa de muerte en Anchonga es la desnutrición crónica, es decir que la gente se muere de hambre”, apuntó Mucha.

El departamento de Huancavelica, con una población de 450.000 personas, presenta en algunas zonas una desnutrición infantil de 46 por ciento, según un estudio del Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Estadística e Informática y la Organización Panamericana de la Salud.

Anchonga está en el último lugar entre los 1.818 distritos en que se divide Perú y en el mapa oficial de la miseria del país. Además del departamento de Huancavelica, también aparecen con severas dificultades Apurimac, Cajamarca, Cusco, Huánuco y Puno.

”La naturaleza agraria de Perú no deja duda, dos de cada tres pobres extremos viven en zonas rurales de la sierra, en moradas sin agua ni desagüe, suelos de tierra apisonada, muros de adobe, techos de paja o madera y usan leña para cocinar”, narró Gonzalo García Núñez, autor del libro ”La visión de los peruanos excluidos”.

García Núñez, ex decano del Colegio de Ingenieros de Perú, añadió que otra característica de la pobreza es el bajo índice de escolaridad, ”que es al mismo tiempo un factor que la perpetúa”.

”La mitad de los pobres de Perú han ido sólo a los primeros años de primaria y luego desertaron, pero 15 por ciento nunca ha estudiado”, explicó.

El experto agregó que ”68 por ciento de la población campesina peruana en 1994 vivía en condiciones de extrema pobreza y fue el sector que más duramente sufrió el impacto del agravamiento general de vida originado por la política de shock antiinflacionaria puesta en práctica entre 1990 y 1995”.

”Perú está clasificado por el Banco Mundial entre los 12 países más pobres del mundo, con más de 49 por ciento de su población viviendo con un dólar diario, y compartimos con Bolivia y Haití el último lugar en consumo de calorías por persona en América Latina”, puntualizó el diplomático Oswaldo de Rivero.

El experto en asuntos internacionales es autor del ensayo ”El Mito del Desarrollo”, editado hace cuatro años y en el que profundiza en las condiciones y fracasos del modelo económico neoliberal que se trató de impulsar en Perú con la llegada al gobierno en 1990 del destituido presidente Alberto Fujimori.

”Según el PNUD, en los últimos 35 años la renta por persona de Perú ha crecido sólo 0,2 por ciento, es decir que se encuentra en virtual estancamiento y no se podrá impulsar un desarrollo adecuado ni una verdadera economía de mercado por falta de consumidores”, señaló.

De Rivero añadió que, ”por más que se trate de liberalizar la economía, no se podrá hacer mucho si más de la mitad de la población peruana no participa del mercado”.

”Por consiguiente, erradicar la pobreza extrema e incorporar ese segmento de la población al mercado de consumo es un factor imprescindible para alcanzar un auténtico desarrollo”, concluyó.


Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados