Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Conectate


Conferencias y cumbres de la ONU

Las conferencias y cumbres internacionales convocadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) generan una gran movilización en torno a temas de interés mundial. En agenda hay dos convocatorias destacadas, una sobre desarrollo sostenible y otra sobre la sociedad de la información.

Este tipo de reuniones, que convocan a un público muy diverso desde activistas de organizaciones no gubernamentales (ONGs) hasta gobernantes, tuvieron su apogeo durante los años 90, pero continúan en el siglo XXI: a fines de agosto de 2002 comienza la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible en Johannesburgo, y para 2003 fue convocada la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información.

La ONU, que informa sobre algunos de estos encuentros en su página de 'conferencias y eventos', defiende la importancia de las conferencias por su capacidad para atraer la atención sobre temas socioeconómicos cruciales, para orientar políticas nacionales, para generar debates y búsqueda de consenso en torno a temas mundiales, y para establecer metas que los gobiernos se comprometen a cumplir.

Las principales críticas a este tipo de encuentros se refieren al incumplimiento de promesas y a la escasez de compromisos.

Las conferencias tienen sus ritos: son precedidas por un proceso preparatorio para la búsqueda de consensos entre los gobiernos, en el que también participan activamente las ONGs, implican la presentación de una gran cantidad de documentos y una fuerte organización logística para recibir a miles de participantes. Al concluir, los gobiernos suscriben declaraciones políticas y planes de acción.

En 1990 hubo una Cumbre emblemática sobre el tema de la infancia: hubo 71 jefes de Estado y de Gobierno presentes, un número sin precedentes. En la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro, en 1992, participaron 108 gobernantes y delegaciones de unos 170 países.

Los resultados de esa reunión de Río de Janeiro serán analizados en la Cumbre de Johannesburgo, conocida como Río+10. Una década después el balance no es alentador, pues muchos de los compromisos contraídos por los gobiernos no se cumplieron.

Pero hay quienes argumentan en positivo: la Cumbre realizada hace 10 años puso sobre la mesa un concepto que desde entonces ha permeado los debates sobre el futuro de nuestra sociedad, el de desarrollo sustentable. En realidad, las dudas más grandes giran en torno a los resultados de la propia Cumbre Río+10, pues el proceso preparatorio no arrojó los consensos esperados.

En Internet puede encontrarse información sobre estas conferencias, incluyendo listados que dan cuenta de las convocatorias realizadas durante los últimos años, y resúmenes sobre los resultados de estas reuniones.


Organización de las Naciones Unidas: conferencias y eventos (en español)
Conferencias de la ONU: ¿qué se ha logrado? (en español)
Conferencias mundiales 2002-2003
CEPAL: sistema de información sobre cumbres y conferencias
Principales cumbres y conferencias realizadas por Naciones Unidas (en español)
Ficha: Cumbre de la Infancia (en español)
Ficha: Cumbre de la Tierra (en inglés)
Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sustentable
Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información
Isis: conferencias internacionales

 

Dengue

El dengue se transformó durante los últimos años en un problema de salud para las zonas tropicales de América Latina. Pero esta enfermedad provocada por cuatro tipos de virus transmitidos por un mosquito es conocida desde hace siglos.

Los virus, conocidos como DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4, pueden provocar diversas manifestaciones del dengue o de su forma más grave, el dengue hemorrágico, que puede ser mortal.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha desplegado un intenso operativo para cooperar con los países en el combate de esta epidemia, que en Internet tiene como centro de operaciones un sitio web especialmente dedicado al tema donde se informa sobre las características de esta enfermedad y sobre su presencia en la región.

De acuerdo con una relación histórica sobre la presencia del dengue en las Américas incluida en el sitio de la OPS, esta enfermedad podría haberse manifestado por primera vez en 1635 en Martinica y Guadalupe. En el siglo XVIII se registran epidemias en Estados Unidos, Asia y África, y posteriormente en Perú.

La reaparición del dengue en tiempos recientes, que durante los últimos años ha golpeado en América Latina en países como Venezuela, Colombia, Brasil y más recientemente en El Salvador y Honduras, está directamente relacionada con la proliferación del vehículo transmisor del virus, el mosquito Aedes aegypti.

Se trata de un mosquito que se mueve con comodidad en el medio urbano, y su presencia es fortalecida precisamente por fenómenos como el crecimiento de las áreas metropolitanas y el deterioro en las condiciones sanitarias. Las campañas contra el dengue tienen como punto de partida el ataque al vector, en este caso el Aedes aegypti.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la presencia del dengue ha crecido en forma dramática en las últimas décadas, y ahora se trata de una enfermedad endémica en más de 100 países, lo que pone en riesgo a unas 2 mil 500 millones de personas.

En el año 2001, hubo más de 609 mil casos reportados en la región de las Américas. Internet contiene abundante información sobre el dengue, desde sitios web con preguntas y respuestas donde se explican los principales síntomas y tratamientos de la enfermedad, hasta aquellos que agrupan a especialistas en salud dedicados a combatirla.

Organización Panamericana de la Salud: página web sobre dengue (en español)
OPS: historia del dengue en las Américas desde el siglo XVII (en inglés)
Organización Mundial de la Salud: dengue (en inglés)
OMS: Denguenet (en inglés)
Centros para control y prevención de enfermedades de EE.UU. (CDC): Página sobre dengue (en inglés, versión en español)
Imagen microscópica: virus del dengue
Ministerio de Salud de Brasil / Vigilancia epidemiológica: dengue (en portugués)
Yahoo Brasil: dengue (en portugués)
Aspectos clínicos del dengue (en español)

Una taza de té

El té es una planta de origen chino cuya infusión da origen a la bebida más consumida en el mundo, presente desde el lejano oriente hasta América Latina. Su existencia fue notada por primera vez por los humanos hace casi 5.000 años.

Todas las historias del té que encontramos en Internet parten por citar como origen la layenda del emperador chino Shen Nung, aficionado a la botánica y al consumo de infusiones, quien la descubrió por casualidad cuando se protegió a la sombra de una planta.

Más allá de las especulaciones, China, donde el té se llama 'cha', es considerada como el origen de esta infusión, cuyo consumo se esparció hacia otros países de esa región de la mano de mercaderes y monjes, dando inicio a una verdadera conquista del Planeta.

De acuerdo con un sitio web donde responden 'preguntas frecuentes' sobre el té, en la actualidad hay unas 3.000 variedades de preparaciones para la infusión, aunque los verdaderos tés tienen siempre un punto de partida: las hojas de la Camellia sinensis, que es su nombre científico.

El té se divide en tres variedades, de acuerdo al grado de fermentación de las hojas: verde, negro y oolong. Gran parte del té consumido en occidente es negro.

Pero fuera del tratamiento de las hojas hay variedades de té que son reconocidas por su procedencia, que cuando es sinónimo de calidad implica sabores, aromas y atributos muy apreciados por los conocedores de esta bebida.

El extenso consumo de té ha difundido su cultivo a través del mundo. Más de una treintena de naciones de Asia, Africa, América y Oceanía figuran como productores en un sitio web que detalla sus participaciones en un mercado muy intenso, que ha dado origen a instituciones como el Consejo del Té, en el que participan algunos de los principales exportadores.

Portal de la Home Page del Té (en inglés)
Historia del té (en español)
Los orígenes del té (en inglés)
La planta del té y su elaboración (en español)
Té del mundo (en inglés)
El Consejo del Té (en inglés)
Historia, variedades, preparación (en español)
Mundo del té (en inglés)
Preguntas frecuentes sobre el té (en inglés)
Países productores de té

Manglares

Los manglares pueblan las costas de muchas zonas tropicales y subtropicales del mundo como columna vertebral de un ecosistema que sustenta una inmensa biodiversidad. Sin embargo su futuro está amenazado por la deforestación y la degradación de su hábitat.

Los manglares son bosques compuestos de árboles llamados mangles, cuya información en Internet también aparece por la palabra en inglés, mangroves. Debido a su desarrollo en zonas con abundante presencia de agua, el tipo de ecosistema generado por estos bosques se conoce como humedal.

De acuerdo con un sitio donde se explica la taxonomía de estos árboles, hay unas 100 especies que caen dentro de la denominación de 'mangle', todas pertenecientes a familias de plantas vasculares.

Resistentes a la sal, los manglares habitan a orillas del mar, en zonas de estuarios. Los árboles, que tienen una leña muy apreciada, suelen tener parte de sus troncos y sus raíces debajo del agua.

Los árboles producen nutrientes que permiten el florecimiento de gran cantidad de vida acuática, terrestre y aérea. La pérdida del ecosistema provoca disminución de la biodiversidad, causa erosión en las costas, y afecta la calidad de las aguas, según han advertido organizaciones que promueven la conservación de los manglares y su uso sostenible.

En Internet algunas de estas organizaciones realizan intensas campañas para salvar los manglares. En el sitio web del Magrove Action Project se advierte que en una época las tres cuartas partes de las costas tropicales y subtropicales estaban pobladas por mangles. Hoy quedan menos de la mitad, y la mitad de los que quedan están amenazados.

La pérdida de los hábitat, la contaminación de las aguas, la explotación abusiva y las tala para realizar proyectos de desarrollo afectan a los manglares. Una de las actividades productivas que en la actualidad causa grandes daños a estos bosques es el cultivo de camarones, según los promotores de su conservación.

¿Hay manglares en todo el mundo? Un documento contenido en el sitio web de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) explica: cubren unos 181.000 kilómetros cuadrados, en un centenar de países.

Ecosistemas de manglares (en español)
Los manglares (en español)
Mangrove Action Project (en inglés)
Uso sostenible de manglares en América Central (en español)
Los niños pintan los manglares
Wetlands and rainforests: Manglares / Mangroves (en inglés)
Fao.org: info sobre manglares (en inglés)
Taxonomía de los mangles (en inglés)
Red Manglar

 


Copyright © 2002 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

 

Aedes aegypti. Fuente: US CDC



Sirenas

Mesoamérica

Estrellas de mar

Cumbre sobre la Alimentación

Día Mundial

Cactus

Cumbre ecoturística

Desiertos

Alpacas

Tornados

Rinocerontes

Planeta Tierra

La biodiversidad

La luna

Financiar el desarrollo

El Niño

Los elefantes

Cetáceos inteligentes

Aves delicadas

Fluviales


 

 

 

Aedes aegypti. Fuente: US CDC
Aedes aegypti. Fuente: US CDC

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recolección de té en Uganda. Fuente: FAO.org/17381
Recolección de té en Uganda. Fuente: FAO.org/17381

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: NOAA
Fuente: NOAA