Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Noticias

MEXICO: Saturado de desechos tóxicos
por Diego Cevallos

MEXICO, jul (IPS) - México está saturado de residuos tóxicos que amenazan la salud de millones de personas y, aunque el problema se agrava, no existen planes para enfrentarlo y ambientalistas frenan los intentos de construir depósitos para esas sustancias.

Menos de 30 por ciento de las 100.000 empresas que producen desechos tóxicos los reportan, pero, además, las que cumplen con ese requisito no incluyen lo que almacenaron años atrás en sus patios o quizá escondieron de forma clandestina.

En México no existen datos oficiales confiables, pero varios estudios calculan que la acumulación anual de desechos químicos, industriales y hospitalarios suman unos ocho millones de toneladas. La capacidad de procesamiento cubre menos de cinco por ciento de esa cantidad.

El gobierno de Vicente Fox anunció que enfrentará el problema, luego de que medios de comunicación reportaron este mes la existencia sin registro de depósitos de plomo en la capital mexicana y en el septentrional estado de Zacatecas.

Los últimos descubrimientos ”no son hechos aislados” y hablan de la gravedad del asunto, reconoció el secretario de Medio Ambiente, Víctor Lichtinger.

El gobierno realizará un diagnóstico y luego diseñará un programa global, indicó el funcionario, aunque sin que precisar fechas.

Sin embargo, los ambientalistas son escépticos, pues en los últimos 14 años se hicieron promesas similares y hasta ahora no hubo resultados.

No obstante la insistencia de esos grupos en que el problema sea enfrentado, en los últimos años todo intento del gobierno o de firmas privadas por instalar depósitos fue bloqueado con el argumento de que no estaban en los lugares adecuados o que se hicieron de espalda a la sociedad.

La empresa estadounidense Metalclad, que vio frustrado en México su proyecto para instalar un depósito previamente aceptado y aprobado por el gobierno, denunció el hecho ante instancias legales internacionales y consiguió una sentencia favorable.

Ahora, México deberá pagar más de 15 millones de dólares por los prejuicios causados a esa compañía.

Durante el gobierno de Ernesto Zedillo (1994-2000) se elaboraron propuestas para instalar al menos 11 depósitos, pero los planes quedaron truncos por la oposición de ambientalistas y pobladores de las zonas involucradas.

En cambio, en lo que va de gestión de Fox aún no se ha concretado ningún proyecto, aunque Lichtinger asegura que pronto habrá noticias al respecto.

La colocación de residuos peligrosos, como materiales radioactivos o químicos infecciosos a cielo abierto, cerca de mantos de agua o enterrados de forma inadecuada, representa una grave amenaza contra la salud pública.

Las personas que se exponen a esos materiales pueden sufrir intoxicaciones, cáncer, alteraciones genéticas y otros padecimientos, advirtió la Secretaría de Salud.

El estatal Instituto Nacional de Ecología tiene registro de la producción de desechos tóxicos de 27.280 empresas, que acumulan 3,7 millones de toneladas al año de esos materiales. Pero el universo de empresas se calcula en 100.000, por lo cual la mayoría de desechos quedan fuera de los registros oficiales.

Mientras, hay quienes sostienen que el cálculo de ocho millones de toneladas de residuos tóxicos producidos al año en México es demasiado conservador, aunque es la cantidad mayoritariamente aceptada por expertos e, incluso, por el gobierno.

Fernando Ortiz, autor del libro ”El manejos de los desechos peligrosos”, aseguró, con base a cálculos que toman como referencia la generación de residuos en Estados Unidos, que en México se producen más de 20 millones de toneladas de esos residuos por año.

El problema es grave y nadie puede ocultarlo, reconoció el gobierno de Fox.

En los últimos 10 años, las maquiladoras (plantas que arman productos con insumos del extranjero para exportar) instaladas en el norte de México han tirado más de 8.000 toneladas de desechos tóxicos en la franja fronteriza con Estados Unidos, afirmó un estudio de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Esa investigación añadió que un tercio de las firmas maquiladoras indican que regresa sus desechos tóxicos a Estados Unidos, pero no se conoce qué sucede con el resto.

Entre las sustancias tóxicas que usan las maquiladoras se encuentran la acetona, floruro de hidrógeno, fluorita, metiletil y otras sustancias que causan problemas como la hidrocefalia y la mielomeningitis.

Pero existen otras sustancias aún más peligrosas desechadas por la industria eléctrica y petrolera, así como por los hospitales y centros de salud, que junto al resto del universo van acumulando en México montañas de basura tóxica en cantidades que nadie conoce.

Los expertos indican que la mayoría de los desechos se entierran de manera clandestina o se colocan sin control alguno en los sistemas de alcantarillado y en los basurales a cielo abierto.


Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados