Reportajes
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Reportajes


Brasil acapara los reflectores

Por Marwaan Macan-Markar*

Un coro de gobiernos latinoamericanos y organizaciones ambientalistas aplaude en Johannesburgo la iniciativa brasileña de energía limpia. Pero el entusiasmo no basta: la propuesta tiene pocas probabilidades de generar consenso.

JOHANNESBURGO.- Brasil acaparó los reflectores durante la primera semana de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible, también llamada Río + Diez, donde lidera el debate en torno a la energía limpia, un tema que genera intensas fricciones en el mundo industrializado.

En nombre de América Latina y El Caribe, Brasil propone que 10 por ciento de la energía consumida en el planeta proceda de fuentes limpias para 2010, uno de los asuntos más espinosos incluido en el párrafo 19 del borrador del Pan de Acción, el documento principal de la Cumbre que se prolongará hasta el 4 de septiembre en Johannesburgo, Sudáfrica.

En un coro entusiasta, las delegaciones latinoamericanas y organizaciones ambientalistas aplauden la iniciativa que promueve la energía solar, eólica, geotérmica y marina, pero que, al contrario de una propuesta similar de la Unión Europea, excluye los grandes proyectos hidroeléctricos y la biomasa (leña y residuos), de mayor uso tradicional en el mundo en desarrollo.

Durante la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro en 1992, los gobiernos acordaron cambiar los criterios insostenibles de consumo de energía. Pero desde entonces "el consumo mundial de carbón, petróleo y gas natural ha aumentado", indicó en su informe "Signos vitales 2002" la organización Worldwatch Institute, radicada en Washington. El consumo de combustibles fósiles se multiplicó por cuatro desde 1950, advirtió el informe.

“Brasil tiene un liderazgo indiscutible porque ve al planeta con una óptica de desarrollo económico combinado con la conservación y el buen uso de los recursos, el desarrollo social y la mejora de la calidad de vida”, dijo a Tierramérica Yolanda Kakabadse, presidenta la Unión Mundial de la Naturaleza, IUCN.

Sin embargo, la propuesta tiene pocas posibilidades de generar consenso. La energía es el más polémico de los cinco temas centrales (junto con agua, salud pública, biodiversidad y agricultura) propuestos para la CMDS por Kofi Annan, secretario general de las Naciones Unidas.

Estados Unidos, que rechazó la ratificación del Protocolo de Kyoto de 1997 para estabilizar los gases de invernadero causantes del cambio climático, se opone a cualquier intento de establecer metas cuantificables en materia de energía. Postura apoyada por Japón, Canadá y Australia, y los estados de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP.

Lo que deja en el bando brasileño a países como Suecia, Alemania y Nueva Zelanda, y a las pequeñas naciones insulares.

“Tenemos muchos enemigos, pero también amigos. La iniciativa brasileña es un excelente marco para esta Cumbre, con su implementación global podríamos reducir el precio de las energías renovables al punto de ser competitivas”, dijo a Tierramérica Marcelo Furtado, de Greenpeace Brasil.

Aunque gobiernos y sector privado en América Latina y El Caribe han promovido proyectos para fomentar el uso de fuentes renovables, la energía limpia no representa siquiera uno por ciento del consumo de la región. El consumo mundial de fuentes limpias apenas alcanza 2,2 por ciento...

En las negociaciones del martes, Estados Unidos y la Unión Europea, que estableció la meta de 2010 para aumentar el consumo de energía de fuentes renovables, chocaron a la hora de abordar la diversificación del suministro de energía y la reducción de los subsidios a las fuentes convencionales.

"No queremos agregar nuevos cambios a lo que ya fue acordado. No estamos a favor de los cronogramas", dijo Najin Al-Rawas, delegado de Omán, país exportador de petróleo.

En tanto, las negociaciones en Johannesburgo seguirán hasta último minuto, con el fin de lograr tener listos una declaración política y un plan de acción, para la llegada de los jefes de Estado, a partir del lunes 2 de septiembre. Hasta ahora, solo existe consenso en el tema de agua.

* El autor es corresponsal de IPS. Colaboraron en este artículo María Laura Mazza y Néfer Muñoz


Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

Crédito: Fabricio Van Den Broeck
 
Crédito: Fabricio Van Den Broeck

Enlaces Externos

Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible

Cobertura brasileña: Riomaisdez.org

Tierramérica no se responsabiliza por el contenido de los enlaces externos