P & R
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
P & R


“Se secó el arroyito”

Por Dalia Acosta*

"La naturaleza es para vivirla y disfrutarla", dijo a Tierramérica el trovador cubano Compay Segundo, quien con 95 años de experiencia como ser humano advierte: al mundo hay que cuidarlo.

LA HABANA.- Francisco Repilado, de 95 años y conocido como Compay Segundo, se vanagloria con picardía de ser “el músico activo más viejo del mundo” y el trovador que más discos ha vendido...después de cumplir los 90.

Buena parte de su vida transcurrió entre las fábricas de tabaco y la música. Obtuvo reconocimiento internacional apenas en 1997, cuando participó en el disco "Buena Vista Social Club", un proyecto del guitarrista estadounidense Ry Cooder que rescató del olvido a un grupo de veteranos de la música tradicional cubana.

Desde entonces el autor de "Chan-Chan" apenas se detiene en Cuba. Adonde quiera que vaya lleva su sombrero, sus puros habanos y el mensaje de “cambiar las armas por
las almas”.

PREGUNTA: ¿Qué mundo vamos a dejar los que ya hemos disfrutado de “las flores de la vida” a los que aún no han vivido?

RESPUESTA: La naturaleza es para vivirla y disfrutarla como he hecho yo. Tengo 95 años y no he tenido ningún tropiezo en mi vida, he llevado una vida feliz. Pero creo que estamos un poco descuidados con el mundo, el mundo es para todos y debemos cuidarlo. Si seguimos maltratando la naturaleza, un día nadie aparecerá.

P: Muchas veces ha dicho que usted es un músico, no un político. También ha contado cómo le preocupa leer sobre la contaminación de las aguas, el aumento de los desiertos o el calentamiento del planeta. ¿Nunca ha hecho una canción ecologista?

R: Mi penúltima canción es sobre la naturaleza, la naturaleza humana. Aconsejo no se haga el amor borracho, porque el hijo puede salir también embriagado. Pero la verdad es que todos vivimos de la naturaleza y debemos cuidarla, no envenenar las aguas.

P: Un son cubano dice, “a la bahía de Manzanillo voy a buscar la luna...” ¿Todavía se escriben canciones tan románticas que hablen de la luna, el sol, o la montaña?


R: No.

P: Usted es conocido como un gran fumador de puros. Fuma desde niño y lo sigue haciendo todos los días. ¿Nunca ha pensado que tanto humo contamina?

R: Lo que contamina el ambiente son las bombas atómicas.

P: Este año, al celebrar los 80 que lleva de carrera artística, estrenó su primera obra de teatro, “Se secó el arroyito”. ¿Se refiere a algún arroyo en particular?

R: Sí, al del amor. Sólo quiero decir que se acabó el amor.

* La autora es corresponsal de IPS




Copyright © 2002 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

Compay Segundo. Crédito:  Alejandro Ernesto
 
Compay Segundo. Crédito: Alejandro Ernesto