Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Conectate


Cambio climático

El pronóstico ya es implacable: el planeta Tierra enfrenta un cambio climático que podría tener consecuencias sobre sus formas de vida. Miles de delegados fueron convocados a India para buscar acuerdos que permitan enfrentar este problema, en una conferencia conocida como COP 8.

La Octava Sesión de la Conferencia de las Partes (COP 8) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC), fue convocada del 23 de octubre al 1 de noviembre en Nueva Delhi, y se espera que marque la transición de una etapa de negociaciones hacia una de cumplimiento de acuerdos.

185 países son signatarios de la Convención Marco, que data de 1992. Durante una década los gobiernos del mundo han realizado intensas negociaciones para definir la estrategia frente al cambio climático, atribuido a un "efecto de invernadero", provocado por la acumulación en torno al planeta de los gases producidos por la quema de combustibles fósiles como petróleo o carbón.

El principal resultado de las negociaciones fue el Protocolo de Kyoto, de 1997. Se espera que después de la COP 8 esté más claro el panorama sobre la entrada en vigencia de este instrumento, que propone alcanzar para el período 2008-2012 emisiones de gases de invernadero 5,2 por ciento menores a las de 1990.

El Protocolo debe entrar en vigencia tras ser ratificado por 55 países, que incluyan a naciones del mundo industrializado responsables por 55 por ciento de las emisiones registradas en 1990.

Al momento de iniciar la COP 8 el documento había sido ratificado por 96 países, pero entre todos alcanzaban un nivel de emisiones de 37 por ciento, por debajo de la meta prevista, según información del secretariado de la UNFCCC. La situación podría cambiar si se concretaran señales de apoyo al Protocolo por parte de países como Rusia o Japón.

Estados Unidos, principal emisor de gases de invernadero, no ratificará el Protocolo, según lo ha anunciado en reiteradas oportunidades el Presidente George Bush.

Las negociaciones han demostrado que se trata de un asunto sensible, pues la disminución de las emisiones de gases tiene un impacto económico al afectar el consumo de energía. En la mesa de conversaciones ha habido posiciones antagónicas entre el mundo industrializado y los países en desarrollo.

Mientras tanto, sectores ambientalistas aseguran que es urgente llegar a un acuerdo. El cambio del clima es considerado como un factor de perturbación con efectos sobre las condiciones atmosféricas, el nivel del mar, el régimen de cosechas.

La relevancia de este problema también queda en evidencia en Internet, donde abundan sitios para tratar de explicar el efecto de invernadero y el cambio climático en general.

Octava Sesión de la Conferencia de las Partes (inglés)
Secretariado de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (inglés)
Texto de la Convención (inglés)
Linkages: cobertura especial de la COP 8 (inglés, español, francés)
Protocolo de Kyoto (portugués, español)
Termómetro del Protocolo: estado de situación (inglés)
PNUMA: el cambio climático, explicación en gráficos (inglés)
Tierramérica: el cambio climático (español)
Cambioclimaticoglobal.com (español)
BBC Mundo: el efecto de invernadero (español)

Especies migratorias

Un raro camello salvaje de Asia, el tiburón blanco, tres tipos de ballenas y un delfín de río son parte de un nuevo grupo de especies amparadas por una convención internacional que realizo su séptima Conferencia de las Partes (COP7) en la ciudad alemana de Bonn.

La Convención sobre Especies Migratorias (CMS), cuyas partes se reúnen cada tres años, estudió en su último encuentro de fines de septiembre de 2002 los casos de 37 especies, y como resultado de esa evaluación se emitieron nuevas directrices de protección.

El encuentro de Bonn también analizó el impacto de las turbinas de energía eólica, los cables de transmisión de electricidad y de ciertos tipos de actividad pesquera sobre las poblaciones de aves migratorias.

La CMS, auspiciada por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), coloca en la lista de su Apéndice I aquellas especies que requieren una protección estricta pues su supervivencia está en peligro. En el Apéndice II quedan ubicadas aquellas especies que requieren de acuerdos intergubernamentales para garantizar la estabilidad de sus poblaciones.

El objetivo de la CMS es lograr la conservación de las especies migratorias, mediante la adopción de medidas para evitar su depredación y proteger su hábitat, lo que en este caso suele involucrar a más de un país.

Las migraciones de animales son frecuentes en todo el planeta e involucran una gran diversidad de especies de fauna.

En el sitio del Registro Mundial de Especies Migratorias, un centro de información altamente especializado sobre el tema, se calcula que hay unas 5.000 especies "viajeras".

Los investigadores han determinado que las condiciones climáticas, la búsqueda de alimentos o de lugares adecuados para la nidificación son motivaciones importantes para la migración. Pero esta conducta encierra algunos misterios: ¿por qué algunas especies viajan distancias tan grandes? o ¿cómo supieron en el principio hacia dónde debían dirigirse?

Entre las especies migratorias conocidas hay numerosas de ballenas, tortugas, peces o de aves, que son tal vez las más conocidas pues su paso en el viaje que realizan cada año es claramente visible.

En la actualidad, los investigadores recurren a modernas tecnologías como la instalación por transmisores o incluso el seguimiento con satélite, para conocer más sobre la naturaleza de las migraciones.

Convención sobre Especies Migratorias (inglés y otros)
Introducción a la Convención (español)
Texto de la Convención sobre Especies Migratorias (español)
PNUMA: Resultados de la conferencia (inglés)
Linkages: cobertura especializada de la COP 7 (inglés)
El fenómeno de migración de las aves (español)
Los misterios de la migración (español)
Registro Mundial de Especies Migratorias (inglés)
Seguimiento por satélite (inglés)

Especies amenazadas

En el planeta Tierra hay 11.167 especies de animales y vegetales que están en peligro de extinción, advierte la nueva edición de la Lista Roja publicada por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), considerada una herramienta clave para apreciar el estado de la diversidad biológica.

La Lista Roja de Especies Amenazadas 2002 incluye 121 entradas más que en su edición anterior del año 2000.

"Muchas especies están disminuyendo a niveles poblacionales críticos", recalcó la UICN en uno de los comunicados que acompañan el dossier de información sobre la Lista. También recordó que "la pérdida de la diversidad biológica es una de las crisis más apremiantes del mundo y la preocupación sobre el estado de los recursos biológicos de los cuales depende significativamente la vida humana está aumentando".

Las especies contenidas en la Lista Roja están clasificadas según su nivel de riesgo: en peligro crítico, en peligro, o vulnerable. La UICN considera que el peligro de extinción actual es de 1.000 a 10.000 veces superior a la que ocurriría naturalmente sin la intervención de la civilización humana.

Destrucción de hábitat, sobreexplotación de recursos, contaminación, tráfico ilegal, degradación de los ecosistemas y fenómenos provocados como el cambio climático son factores que contribuyen a la extinción de las especies.

Las amenazas a la biodiversidad, entendida como la variedad de plantas, animales y microorganismos que habitan el planeta, son fuente de preocupación para la comunidad internacional, lo cual se refleja en la gran cantidad de información sobre este tema disponible en Internet.

Esa preocupación también ha generado acuerdos entre gobiernos. Uno de los más relevantes es el Convenio sobre la Diversidad Biológica firmado en 1992. En el sitio web de la Secretaría de este sitio se informa que en el planeta habría 13 millones de especies identificadas.

Pero se estima que puede haber muchas más. La Fundación All Species realiza un proyecto que busca identificarlas a todas en un plazo de 25 años. Entretanto, su sitio web permite buscar entre más de 800.000 especies.

Otra iniciativa que apunta hacia la protección de las especies es la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, conocida como CITES, que busca controlar el tráfico ilegal de animales y plantas protegidas.

UICN: Lista Roja de Especies Amenazadas (inglés)
Dossier: La Lista Roja 2002 (español, inglés, francés)
UICN: Comisión para la Supervivencia de las Especies (inglés)
CITES (español)
Instituto de los Recursos Mundiales (inglés, español)
Tierramérica: la biodiversidad (español)
Fundación All Species (inglés)
PNUMA: Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica
Yahoo! en español: sitios web sobre especies en peligro
Enlaces de Internet: especies amenazadas (inglés)

 


Copyright © 2002 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

 

COP 8


Guerra a la malaria

Temporada de Huracanes

El Protocolo de Montreal

Desarme

Después de la Cumbre

Acuerdos y compromisos ambientales

Noticias Cumbre

Conferencias ambientales

Johannesburgo

Corredores Biológicos

Conferencias y cumbres de la ONU

Dengue

Una taza de té

Manglares

Sirenas

Mesoamérica

Estrellas de mar

Cumbre sobre la Alimentación

Día Mundial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aves migratorias. Crédito: US FWS
Aves migratorias. Crédito: US FWS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hippocampus reidi. Crédito E.G. Lines Jr./Shedd Aquarium. Fuente: UICN
Hippocampus reidi. Crédito E.G. Lines Jr./Shedd Aquarium. Fuente: UICN