Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Noticias

EEUU: Solo contra el Protocolo de Kyoto
por Ranjit Devraj

NUEVA DELHI, oct (IPS) - Estados Unidos está dispuesto a mantener en solitario su rechazo al Protocolo de Kyoto contra el recalentamiento planetario, anunció el representante de Washington en una conferencia internacional que se celebra en la capital de India.

El principal negociador estadounidense en materia de cambio climático, Harlan Watson, confirmó la negativa de Washington a aprobar el Protocolo de Kyoto.

Watson sostuvo, en una conferencia de prensa en la octava Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que la implementación del Protocolo de Kyoto representaría una reducción de 35 por ciento del crecimiento económico de su país.

”Cuando nuestra economía tiene hipo, o también la de Europa y de Japón, hay consecuencias en todo el mundo”, argumentó el funcionario.

Watson y el principal asesor sobre cambio climático en el Departamento (ministerio) de Energía de Estados Unidos, Robert K. Dixon, destacaron luego la cooperación en la materia de su país con América Latina, así como con Australia, Canadá, China, India, Italia y Japón.

El objetivo de esa mención fue sugerir que Washington implementa medidas contra el recalentamiento planetario al margen del protocolo aprobado en 1997 en la ciudad japonesa de Kyoto como anexo a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Ese enfoque recibió críticas del experto en cambio climático Anju Sharma, del no gubernamental Centro para la Ciencia y el Ambiente, de Nueva Delhi. ”Estados Unidos trata de sabotear el Protocolo de Kyoto y reemplazarlo con acuerdos bilaterales en los que él es el principal socio”, sostuvo.

La política exterior del presidente George W. Bush implica el rechazo de cualquier tipo de acuerdo multilateral, según Sharma. Eso incluye el Protocolo de Kyoto, que obliga a los países del Norte industrial a reducir sus emisiones de gases invernadero, a los que la mayoría de los expertos atribuyen el recalentamiento planetario.

Watson afirmó que existen pocas posibilidades de que Estados Unidos ratifique el Protocolo. ”No hoy, ni mañana ni durante el primer periodo” de compromisos establecido por el acuerdo, que comenzará en 2008 y finalizará en 2012, aclaró el funcionario.

Por otra parte, según Watson, la brecha que existe entre los países que ya ratificaron el tratado y los que deben hacerlo para que entre en vigencia es aún demasiado amplia.

El Protocolo entrará en vigor cuando ratifiquen el tratado países que representen 55 por ciento de las emisiones mundiales de gas invernadero. Los países ratificantes hasta ahora concentran 37,4 por ciento de las emisiones.

La ratificación de Rusia, con 17,4 por ciento de las emisiones, y la de Canadá, ya comprometidas, bastarían para la entrada en vigor del convenio. Sin embargo, la ausencia de Estados Unidos, el principal emisor del mundo, con 25 por ciento del total, deja en duda su eficacia.

Los gases invernadero son producidos por la quema de combustibles fósiles, como los derivados del petróleo, el gas y el carbón, y por eso su emisión aumenta con la intensificación de la actividad industrial, la producción de energía y el transporte.

Según el tratado, 38 países industrializados deberán reducir para 2012 sus emisiones de gases invernadero 5,2 por ciento respecto de las de 1990.

Estados Unidos anunció en febrero una política nacional con criterios propios de reducción de emisiones de gases invernadero.

Watson afirmó que si la política de Washington sigue sin cambios, la emisión de gases invernadero del país se reducirá 14 por ciento en los próximos 14 años, y que Bush pretende elevar esa proporción cuatro puntos porcentuales.

Bush anunció a comienzos de su mandato que, si bien su antecesor, Bill Clinton, había firmado el Protocolo, su gobierno no lo enviaría al Senado para que tramitara su ratificación.

Los 15 países de la Unión Europea ratificaron el convenio, al igual que Japón, la segunda potencia económica mundial, y otros grandes emisores como Bulgaria, Eslovaquia, Estonia, Hungría, Islandia, Letonia, Rumania y República Checa.


Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados