Acentos
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Acentos


Los cocodrilos están mejor que nunca

Por Dalia Acosta *

La población de dos especies amenazadas de estos reptiles crece en Cuba gracias a la cría controlada, a políticas de conservación y al control de las exportaciones, aunque aún quedan algunos cazadores furtivos alentados por la demanda interna.

LA HABANA.- Los programas de protección y reproducción de cocodrilos han logrado multiplicar en forma sostenida las poblaciones de estos reptiles en Cuba, pese a la amenaza constante de los cazadores furtivos.

Las poblaciones del cocodrilo cubano (Crocodylus rhombifer) y del cocodrilo americano (Crocodylus acutus), dos especies en peligro de extinción, están creciendo, aseguran investigadores cubanos.

En el criadero de la noroccidental ciénaga de Zapata, un humedal declarado Reserva de Biosfera por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO), viven unos tres mil ejemplares del cocodrilo cubano, el doble de la población existente a inicios de los años 90.

Sólo en 2000 nacieron allí 800 crías, según las autoridades. “Se contabilizan dos hembras por cada macho y prácticamente el cien por ciento de ellas pare todos los años”, aseguró el biólogo Roberto Ramos, funcionario de la reserva que recibe unos cien mil turistas por año.

De acuerdo a los especialistas, de cada cien cocodrilos que nacen en libertad sobreviven apenas 10, mientras en cautiverio 90 por ciento de las crías llegan a la adultez.

El cocodrilo cubano volvió a habitar la ciénaga de Lainier, en la nordoccidental isla de la Juventud, de la que había desaparecido en 1978, gracias a un proyecto gubernamental.

En varias provincias los especialistas crían ejemplares de cocodrilo americano hasta los cinco o seis años y los devuelven a su ambiente natural.

"Así se garantiza que la especie no peligre”, comentó el biólogo Alexis Vega, de la estación biológica de Sabanalamar, provincia de Pinar del Río, 200 kilómetros al occidente de La Habana.

En el extremo oriental de Cuba, mientras tanto, un grupo de científicos observa desde 1992 a una población de unas 200 hembras que se reúnen para anidar en un sitio conocido como Jobalito, en la reserva de Monte Cabaniguán.

En 1995, la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) autorizó la exportación de cocodrilos cubanos. Pero las ventas son controladas y los criaderos están en manos de organismos estatales que dan prioridad a la conservación.

En 1995 Cuba exportó 99 pieles de cocodrilo cubano, y un año después las ventas bajaron a 44 unidades, de acuerdo al Grupo de Especialistas en Cocodrilos de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN).

Se estima que 10 millones de pieles de cocodrilo se venden cada año en el mundo para ser convertidas en calzado, carteras y cinturones.

Pero en Cuba, el control estatal a las exportaciones cierra el paso a cualquier contrabando hacia los principales mercados de pieles en Europa, Estados Unidos y Japón.

En cambio, el asedio a los criaderos cubanos proviene de cazadores furtivos que venden la piel a artesanos locales.

También la carne tiene gran demanda en pequeños restaurantes privados, alentada por la creencia de que posee propiedades afrodisíacas.

A los infractores se les imponen multas de cinco mil pesos cubanos (unos 192,3 dólares en el mercado paralelo) y se les decomisa la mercancía.

* La autora es corresponsal de IPS


Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

 

Enlaces Externos

Unesco, reservas de biosfera

Crocodylus rhombifer

Crocodylus acutus

Grupo de Especialistas en Cocodrilos

Tierramérica no se responsabiliza por el contenido de los enlaces externos