Diálogos
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Diálogos


El hormiguero de abajo y el de arriba

Por Mario Osava*

La ministra de Medio Ambiente brasileña, Marina Silva, proviene de un movimiento "que defiende en forma indisoluble las selvas y las personas que viven en ellas". Y eso implica " introducir todas las dimensiones del desarrollo sustentable en el corazón de los gobiernos", según dijo a Tierramérica.

RIO DE JANEIRO.- "Quiero mirar lo mejor de la modernidad, pero también lo más refinado de la tradición, el hormiguero de abajo y el de arriba. El casamiento entre lo tradicional y lo moderno, entre ciudad y bosque, entre cielo y tierra hará de Brasil la nación que esperamos", dijo a Tierramérica la ministra de Medio Ambiente de Brasil, Marina Silva.

Silva, de 45 años, es hija de la Amazonia y de la lucha de los “pueblos de la selva”. Trabajó desde niña ayudando a su padre “seringueiro” (recolector de caucho natural) en el noroccidental estado de Acre.

Despertaba en la madrugada, y caminaba 14 kilómetros por día mientras extraía caucho. Pudo alfabetizarse a los 17 años y logró graduarse en historia estudiando en las noches y trabajando como empleada doméstica.

Su nombramiento como ministra este año fue una de las decisiones más aplaudidas del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que acaba de cumplir sus primeros cien días de gobierno.

- ¿Qué despertó su preocupación por el medio ambiente?

- Es el resultado de valores cultivados en las dificultades. Se debe además a mi participación en un movimiento social que contribuyó a la creación del concepto “socio-ambiental”, que defiende en forma indisoluble las selvas y las personas que viven en ellas. Esa lucha busca introducir todas las dimensiones del desarrollo sustentable en el corazón de los gobiernos. El poder se fortalece al compartir. El Ministerio de Medio Ambiente se orienta por tres ejes: la transversalidad, que es la interacción de la política ambiental con todos los sectores del gobierno; el control social y el desarrollo sustentable.

- ¿Cómo hacer transversal la dimensión ambiental en las decisiones del gobierno?

- Muchos funcionarios provienen de una larga militancia social y lucha contra la dictadura. Ahora sobresale el desafío de gobernar sin olvidar el compromiso social y de justicia.

- ¿Qué debe cambiar en la agropecuaria amazónica para evitar incendios?


- La agricultura y la ganadería en la Amazonia siguen hoy un modelo equivocado. Recientes incendios en el norteño estado de Roraima lo demuestran. Allá hay más de 20 mil familias asentadas en tierras públicas que practican a hierro y fuego la agricultura que impera hace siglos. Los efectos son pérdida de biodiversidad, empobrecimiento del suelo y daños a los recursos hídricos y la salud. Necesitamos un cambio profundo de los modos de producción y ocupación de la tierra, con cultivos perennes, sistemas agroforestales y extracción sustentable, además de líneas de crédito y nuevas tecnologías. La cultura del fuego empieza a ser combatida en conjunto por varios ministerios y organismos del gobierno. Ese es un ejemplo de transversalidad.

- ¿Qué papel tendrá el conocimiento tradicional de los pueblos de la selva en la promoción del desarrollo sustentable?

- Me gusta este ejemplo: un grupo de jóvenes investigadores instalaban su tienda de campaña en la playa de un río en un bosque de seringueiras (árbol del caucho natural) de la Amazonia, cuando un habitante local les recomendó ubicarse más arriba, porque una lluvia podía inundar la playa. Contestaron que sus modernos equipos no preveían lluvia. A las dos de la madrugada tocaron la puerta del caboclo para pedir refugio. En la mañana le preguntaron cómo sabía que iba a llover. “¿Ven aquel hormiguero cerca del río? Cuando las hormigas se mudan del de abajo al de arriba es porque va a llover”, les dijo. Quiero mirar lo mejor de la modernidad, pero también lo más refinado de la tradición, el hormiguero de abajo y el de arriba.

- ¿Qué medidas piensa adoptar contra la bio-piratería?


- Brasil es el país más rico en biodiversidad, tenemos más de 20 por ciento de todas las especies vivas conocidas, y en los últimos años se evidenció el valor de los recursos naturales para obtener nuevos productos. Contra la bio-piratería tenemos la Ley de Acceso a los Recursos de la Biodiversidad, que debe ser mejorada. Un caso reciente es el del cupuaçú, un fruto amazónico que fue patentado por una empresa japonesa.

* El autor es corresponsal de IPS




Copyright © 2003 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados