Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Noticias

SALUD: Neumonía atípica deja más preguntas que respuestas
por Baradan Kuppusamy

KUALA LUMPUR, 20 jun (IPS) - Tres meses de cooperación internacional sin precedentes lograron detener la propagación del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), pero aún queda mucho por saber de esta enfermedad mortal que afectó especialmente a Asia oriental.

Todavía no hay respuestas definitivas a preguntas clave, como el origen y el animal que fue el portador inicial del virus del SRAS, así como el modo en que logra sobrevivir en superficies inanimadas este germen, que mató a más de 800 personas e infectó a casi 8.500 en 32 países.

Es posible que el SRAS nunca se erradique, afirmaron expertos reunidos en Kuala Lumpur, en la primera conferencia mundial sobre la enfermedad.

El mejor modo de contener el virus es aún el aislamiento, la cuarentena y la restricción de los viajes internacionales de los posibles infectados, medidas impopulares que las economías emergentes evitan, dadas las grandes pérdidas financieras que implican.

Esperar lo mejor y prepararse para lo peor mientras se acerca el invierno fue el consejo de la directora de Salud de la región administrativa especial china de Hong Kong, Margaret Chang, a 1.200 expertos y funcionarios en la conferencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluida el miércoles.

Pero los asistentes a la reunión manifestaron temor de que otros países en desarrollo sean incapaces de lidiar con un eventual segundo estallido de SRAS y de que el síndrome se convierta en una enfermedad de los pobres.

El virus ha sido contenido, pero no erradicado, aun cuando en los países más afectados, como China, cayó abruptamente el ritmo de infecciones, indicaron expertos de la OMS. En el caso de Taiwan, por ejemplo, se levantaron las restricciones a los viajes el martes.

”Países con una débil infraestructura sanitaria necesitan ayuda urgente para mejorar las instalaciones de vigilancia, aislamiento y tratamiento”, dijo la directora general saliente de la OMS, Gro Harlem Bruntland.

El SRAS ha despertado gran interés mundial, el cual, según los expertos reunidos en Kuala Lumpur, se alimenta por el temor y por la fascinación exótica que concita lo novedoso y lo desconocido.

La cantidad de visitas al sitio de la OMS sobre la enfermedad en la red informática mundial Internet saltó de 12.000 al inicio de la epidemia tres meses atrás a un millón.

”Este gran interés debería traducirse en cooperación concertada y en medidas para compartir los conocimientos, de modo de ayudar a los países pobres a luchar contra virus emergentes como el del SRAS”, dijo el médico Angus Nichols, de la Agencia de Protección Sanitaria de Gran Bretaña.

Pero las ricas organizaciones científicas privadas y grandes empresas farmacéuticas son reticentes a compartir recursos y conocimientos con organismos sanitarios de países pobres como China, donde hasta el 19 de este mes hubo 5.326 casos y 347 muertes, y Vietnam, con 63 casos y cinco muertes.

Existe una profunda brecha entre aquellos países que tienen conocimientos o capacidad de obtenerlos con rapidez con aquellos que carecen de ambas características, según los expertos.

Algunos médicos proponen la creación de un banco de células de todos los infectados de SARS para desarrollar terapias y vacunas, la creación de una base de datos central a la que todos los investigadores tengan acceso y la homogeinización de los métodos de investigación para facilitar la cooperación internacional.

Los esfuerzos deberían concentrarse ahora, según este enfoque, en el desarrollo de un instrumento de diagnóstico simple, confiable y único.

Pero estas propuestas quedarán en la nada sin un financiamiento adecuado. La OMS no es ”un monedero”, dijo Bruntland. ”Nuestros recursos son muy escasos”, advirtió.

Mientras, varias preguntas siguen sin respuesta. ¿Qué es, exactamente, el virus del SRAS? ¿Qué ser vivo es su portador natural? ¿Cómo y por qué el virus ”saltó” a la especie humana? ¿Por qué algunos enfermos sufren un rápido deterioro y otros no? ¿Por qué tan pocos niños se enferman?

”Hemos contenido la enfermedad, y ahora procuraremos erradicarla”, dijo el director de Enfermedades Transmisibles de la OMS, el médico David Heymann.

No hay certidumbre sobre el origen del virus, pero se sospecha que su anterior portador fue la civeta, mamífero carnívoro que suele servirse en platillos tradicionales chinos.

”También es posible que un grupo humano pequeño y aislado haya sido su reservorio natural”, dijo el epidemiólogo veterinario australiano Hume Field.

”El SRAS nos ha obligado a reconsiderar la calidad del servicio sanitario y también las condiciones laborales de los trabajadores de saneamiento y frigoríficos. Lo que antes era seguro, ahora no lo es”, dijo la experta de la OMS sobre sanidad del agua Jamie Bartram.

Se teme que el SRAS se propague y arraigue en países pobres, donde podría convertirse en una enfermedad endémica como la malaria. Sería un desastre, dadas las malas condiciones del agua y del saneamiento, las guerras civiles y la falta de voluntad política para apuntalar el sector de la salud.

”Es vergonzoso llamar al SRAS una bendición disfrazada, pero es cierto. Debemos capitalizar eso y presionar a los políticos para obtener financiamiento”, dijo el experto de la OMS Mohamed Said Patel.


Copyright © [an error occurred while processing this directive]