Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Conectate

Los murciélagos

El murciélago no es un roedor ciego con alas, como mucha gente piensa. Es un mamífero del orden Chiroptera que cumple funciones vitales en la naturaleza: polinizar, dispersar semillas y controlar plagas de insectos.

“El infundado rechazo social que arrastran los murciélagos no se corresponde con su importante cometido como controladores naturales de plagas agrícolas y forestales, ni con la riqueza y diversidad que aportan a nuestra fauna. La destrucción de sus refugios naturales, las alteraciones del hábitat y el uso de insecticidas agrícolas” constituyen las principales amenazas para las especies de murciélagos que habitan España, señala un estudio sobre la situación de esos mamíferos en la península Ibérica publicado por la revista española Quercus.

Existen actualmente mil 75 especies diferentes de murciélagos en el planeta, 150 más que las catalogadas en 1990.

Las nuevas especies han podido ser reconocidas gracias a las modernas tecnologías de secuenciación del ácido desoxirribonucleico (ADN) y la mayoría ha sido identificada en América Latina, en el sudeste de Asia y en islas del Pacífico.

Los restos más antiguos de murciélagos que se conocen datan de hace unos 50 millones de años, pero los que vivieron en ese lejano periodo no son muy distintos a los hoy conocidos.

Esos mamíferos pertenecen al grupo de los Chiroptera, que significa mano-ala y, como los humanos, tienen una sola cría que amamantan. Existe una variedad inmensa de tamaños y apariencias de murciélagos y algunos llegan a vivir hasta 34 años.

El más pequeño del mundo pesa menos que una moneda, otros tienen un pelaje largo como de angora y su color varía desde el rojo brillante o amarillo hasta el negro o blanco. Incluso hay una especie que no tiene pelo.

Algunos científicos sostienen que los primates (lémures, monos y humanos) y los murciélagos compartirían un ancestro común parecido a una musaraña.

En las zonas tropicales, las actividades de dispersión de semillas y polinización de los murciélagos frugívoros y nectarívoros son vitales para la sobrevivencia de los bosques lluviosos, señala el sitio de la no gubernamental británica Bat Conservation International (BCI).

El Murciélago Guanero o Murciélago Mexicano de Cola Libre alcanza hasta 93 milímetros de longitud y 15 gramos de peso. Y se vale de sus orejas anchas y separadas para localizar a sus presas.

Esa especie habita cuevas en el sur de Estados Unidos, así como de México, Centroamérica y las Antillas, y en Sudamérica llega hasta la parte central de Chile y Argentina.

La conservacionista estadounidense Wildlife Trust afirma que la colonia más grande de murciélagos guaneros conocida se encuentra en la Cueva Bracken, norte de San Antonio, en el estado estadounidense de Texas, y contiene cerca de 20 millones de individuos capaces de consumir hasta 250 toneladas de insectos por noche.

Pero una de las características más sorprendentes de esa especie es que cuando las crías nacen y las madres salen de la cueva en busca de alimento, al volver pueden localizar a su murciélago-bebé en unos cuantos minutos entre millones de pequeños individuos.

En el estado de Nuevo León, en el noreste de México, se encuentra la Cueva de La Boca. Ese sitio contenía la mayor colonia de murciélagos guaneros del mundo, 95 por ciento de la cual desapareció en la última década, según ese mismo sitio.

Por su agitada vida nocturna, “los murciélagos terminan cada jornada literalmente de cabeza, lo cual sin embargo les resulta adecuado para descansar, sujetándose a su percha con un gasto de energía mínimo. Aunque la mayor parte de las especies tienen patas débiles, al menos una especie (Desmodus) es capaz no solo de caminar, sino hasta de saltar”, explica el sitio de la mexicana Asociación Nacional de Controladores de Plagas Urbanas (ANCPU).

Como los delfines, casi todos los murciélagos se comunican y navegan con sonidos de alta frecuencia.

Para volar de noche, los murciélagos poseen un programa especializado conocido como ecolocación. Los sonidos que emiten los quirópteros rebotan en los objetos y en las presas, que ubican con claridad tridimensional a través de los oídos y de esta manera consiguen deslizarse por el aire sin problemas, aun en la noche más obscura, añade ANCPU.

Revista Quercus
Bat Conservation International (BCI) (en inglés)
Wildlife Trust
Asociación Nacional de Controladores de Plagas Urbanas
Hanford Reach National Monument (español e inglés)
Murciélago pelo plateado (en inglés)

Otros Conéctate
Bromuro de metilo Forum Barcelona 2004
Bienestar animal, bienestar humano Energía Solar Séptima conferencia de la convención de diversidad biológica
Armas de Destrucción Masiva Lucha en contra de la esclavitud Foro Económico Mundial
Tratados Antinucleares Desechos electrónicos Amazonía
A diez años del TLCAN Mitigación de gases invernadero Derechos Ambientales
Sociedad de la Información Foro de ministros ambientales Área de Libre Comercio de las Américas
Empresas petroleras extranjeras Año Internacional del Arroz Plumas de Cristal
El transporte verde Temporada de caza Protocolo de Kyoto
Clonación Humana Protocolo de Cartagena Día Mundial del Ozono
Parques Naturales Hacia Cancún El eucalipto
La cucaracha Las adicciones: el tabaco La poliomielitis
El telescopio Los murciélagos Aves rapaces
El peyote El cenote Desertización
Iguanas Los humedales Día Mundial 2003
Política ambiental de EE.UU. Legislación y derecho ambiental Genoma Humano
Hidrógeno Aves en peligro Mesopotamia
Neumonía atípica Emergencia humanitaria Los mayas
Iraq Minas antipersonales La sequía
Plagas del banano Partes de guerra El trigo
Armas en venta Bananas y plátanos Bosques y deforestación
Radiaciones solares Foro Social Mundial 2003 El arroz


Copyright © 2003 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados