Reportajes
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Reportajes


Revelan insospechados misterios del mar

Por Cristina Hernández-Espinoza*

Diez países latinoamericanos participan en un censo marino global que, en su primera fase, descubrió cerca de 500 nuevas especies de peces. Sus autores explican a Tierramérica cómo desentrañan los más resguardados secretos del océano.

SAN FRANCISCO, Estados Unidos.- Cientos de científicos de 53 países, diez de ellos latinoamericanos, completaron la primera fase de un censo marino global para desentrañar los misterios de especies milenarias no conocidas y de hábitat inimaginables.

El ambicioso Censo de la Vida Marina (CoML, por sus siglas en inglés), que se extenderá hasta 2010, presentó su primer reporte el jueves en Washington.

Desde su inicio, tres años atrás, el conglomerado internacional de científicos obtuvo una base de datos con quince mil 304 especies de peces. Se estima que cinco mil más esperan ser descubiertas y que la cantidad de formas de vida marina bien podría superar los dos millones.

Cerca de 500 nuevas especies de peces fueron identificados, entre ellos, el pez escorpión (Scorpaenopsis Vittapinna) en la región de los océanos Pacífico e Indico y dos especies de pez granadero (Caelorinchus mediterraneus y Ventrifossa Paxtoni), en el mar Mediterráneo y en el mar de Tasmania, respectivamente.

La iniciativa que reúne a 300 científicos tendrá un costo de mil millones de dólares, financiado mayormente por la Fundación Alfred P. Sloan.
El primer reporte revisa el conocimiento actual de la biodiversidad marina y los resultados de los planes preliminares.

En la presentación se incluyeron imágenes nunca vistas de las profundidades del mar, como vibrantes ecosistemas situados a cuatro mil quinientos metros de profundidad, donde ningún explorador humano había llegado antes, y donde se creía que sólo había lodo.

“El principal objetivo del censo es determinar la abundancia de las especies marinas y entender cómo varían con el tiempo”, dijo a Tierramérica el especialista Frederick Grassle, de la estadounidense Universidad Rutgers y director del Comité Científico del CoML.
“Esperamos obtener una enciclopedia taxonómica de la vida marina”, añadió.

Uno de los hallazgos más relevantes hasta ahora, según el informe, es el descubrimiento en el lecho marino, cerca de las costas atlánticas de Angola, de “un ecosistema con más especies por área que ningún otro ambiente acuático conocido en la Tierra. Alrededor de 80 por ciento de las especies recolectadas son nuevas para la ciencia”.

El CoML está conformado por cuatro áreas: Historia de Poblaciones Animales Marinas, Futuro de Poblaciones Animales, Sistema de Información Biogeográfica Oceánica (OBIS) y Proyectos Pilotos de Investigación.

Por su monumental tamaño la iniciativa ha enfrentado muchos retos.

“El principal obstáculo fue tratar de determinar un plan básico”, dijo a Tierramérica el científico canadiense Ron O’Dor, coordinador del censo.

“No podemos encontrar todo lo que existe, pero con las nuevas tecnologías y el entusiasmo que rodea al proyecto podemos hacer un buen trabajo”, opinó.

Entre 500 y mil años de información sobre el mar son estudiados en busca de una imagen de las comunidades marinas previa a la explosión de la pesca mundial.

El objetivo es predecir las variaciones de las poblaciones marinas ante cambios ambientales y actividades humanas.

“Con la información que ahora conocemos buscamos crear modelos (matemáticos) de los procesos en los ecosistemas dentro del contexto de lo que existió en el pasado”, explicó Grassle.

Para la exploración de los mares, el CoML utiliza la tecnología más avanzada. Los datos de los procesos marinos alimentan al OBIS, que se pretende sea un catálogo electrónico de información pública con fines educativos.

América Latina está representada por un comité de todos los países sudamericanos con costas marinas. La reunión constitutiva del comité se llevará a cabo el mes próximo en Brasil.

“Uno de los logros para América Latina será que la información disponible en nuestros países pueda ser compartida a nivel mundial a través de un OBIS sudamericano”, dijo a Tierramérica el director del Centro de Investigación Oceanográfica en el Pacífico Suroriental de la Universidad de Concepción de Chile, Víctor Ariel Gallardo, y miembro del comité científico del CoML.

Actualmente, investigadores ubicados en América del Sur y en el golfo de Maine, sobre el océano Atlántico septentrional, están calibrando continuamente grabaciones sonoras en grupos de peces. Unidades experimentales emiten sonidos de banda ancha que crean imágenes virtuales capaces de distinguir peces y hasta diferenciar especies.

El inventario marino permitirá un conocimiento de los recursos del mar para su explotación y su conservación.

Por ejemplo, entre los hallazgos de estos tres años se constató que el hábitat de las tortugas marinas baula (Dermochelys coriacea), en riesgo de extinción, se encuentra en estado crítico en el océano Pacífico oriental. “La meta es ayudar a que los pescadores eviten (cazarlas)", indica el informe.

“Los recursos marinos han sido objeto de una prolongada explotación, paralela al desarrollo de las poblaciones humanas”, dijo a Tierramérica el secretario ejecutivo de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Patricio Bernal.

“Dichas especies pueden ocupar lugares clave de las cadenas tróficas y su disminución o desaparición puede tener efectos ampliados en las comunidades biológicas”, añadió.

“Estamos matando a grandes especímenes marinos a una tasa mayor a la esperada”, indicó Grassle. “Cuando desaparece el mayor predador de la cadena alimentaria, todo el sistema se modifica sustancialmente”, explicó.

Uno de los proyectos piloto en desarrollo, Rotulación de Pelágicos del Pacífico, busca determinar los patrones de migración y comportamiento de grandes predadores que se encuentran en la parte superior de la cadena alimentaria.

Se colocaron microprocesadores capaces de almacenar información y de ser rastreados por satélite en ballenas, tiburones, tortugas marinas y atunes del Pacífico septentrional.

Hasta ahora se los miraba asomar en la superficie para luego desaparecer. Hoy se sabe que recorren grandes distancias. Entender sus migraciones arrojará luces sobre los ecosistemas visitados.

Los resultados del CoML permitirían descubrir nuevos fármacos, redefinir la conservación de especies y la pesca, y avanzar en la industria.

“Existen organismos hidrotermales que funcionan a grandes temperaturas y alta presión”, explicó Grassle. “El uso de enzimas de este tipo permitiría acelerar procesos industriales que ahora se desarrollan lentamente”, añadió.

Una de las especies descubiertas en la primera fase del censo fue una esponja marina roja brillante, apodada “rasta sponge”, cuyos compuestos podrían ayudar a tratar tumores cancerosos.

¿El saldo de los primeros tres años? “Unos mil científicos han expresado su interés en participar en el proyecto", dijo el coordinador del censo, O'Dor. "Esto nos ayuda a avanzar con mayor seguridad”, concluyó.

* La autora es colaboradora de Tierramérica


Copyright © 2007 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

Crédito: Mauricio Ramos
 
Crédito: Mauricio Ramos

Enlaces Externos

Censo de Vida Marina

Rotulación de Pelágicos del Pacífico

Atlas del Océano

Comisión Oceanográfica Intergubernamental - UNESCO

Universidad de Concepción - Chile

Tierramérica no se responsabiliza por el contenido de los enlaces externos