Reportajes
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Reportajes


¿Campeona en el mercado de carbono?

Por María Amparo Lasso*

América Latina ayudaría a reducir hasta 55 millones de toneladas de CO2, a través de la venta de créditos de carbono. La estrategia no convence a los críticos.

MÉXICO.- América Latina es campeona en el mercado de carbono: negocia ya unos 210,6 millones de dólares en el marco del Protocolo de Kyoto, cuya entrada en vigor en febrero de 2005 reanimó el alicaído combate contra el recalentamiento global.

La región presentó unos 46 proyectos en el marco del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) del tratado, que podrían reducir unos 55 millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono (CO2), el principal gas invernadero, derivado de la quema de combustibles fósiles.

El récord sitúa a la región al frente, sólo después de Asia, de los esfuerzos en el mundo en desarrollo por reducir las emisiones de estos gases, responsables del cambio climático global.

Los críticos se preguntan, sin embargo, si la estrategia latinoamericana fomentará las energías más limpias y renovables en la región o se limitará a la venta de créditos baratos de carbono al mejor postor del Norte industrializado.

El MDL es uno de los tres mecanismos flexibles del Protocolo de Kyoto (1997), diseñados para ayudar a los países industrializados a cumplir con la meta para 2012 de reducir sus emisiones 5,2 por ciento respecto de los niveles de 1990.

El mecanismo, que comenzó a instrumentarse aún sin el tratado vigente, permite a compañías del Norte invertir en proyectos de reducción de emisiones en países en desarrollo.

A través de créditos de carbono, las empresas pueden contabilizar como propias esas reducciones en sus países de origen o comerciarlas en los mercados de emisiones.

Es el caso de la firma franco-alemana Vallourec and Mannesman (V&M), que planea construir en Brasil una planta termoeléctrica con base en derivados del carbón vegetal, producto de la reforestación.

La central generará electricidad para la planta siderúrgica que la propia V&M tiene en Barreiro, en el sudoriental estado de Minas Gerais, y permitirá reducir 1,15 millones de toneladas equivalentes de CO2 en 21 años. La empresa acreditará como suya esa reducción.

La principal motivación de la empresa “no fue ambiental, sino eliminar los riesgos de la interrupción del suministro de electricidad, que son terribles para los altos hornos siderúrgicos”, admitió en diálogo con Tierramérica Eduardo Botelho, de la Superintendencia de Mantención y Utilidad de V&M.

V&M, según recuerda María Dalce Ricas, de la Asociación Minera de Defensa del Ambiente, provocó graves daños ecológicos en Minas Gerais, “pero hace unos ocho años mejoró su gestión ambiental y por eso le damos un voto de confianza al proyecto (de Barreiro), que es interesante pues usa residuos como materia prima".

Brasil es el mayor potencial exportador de créditos de carbono, seguido por Colombia, Panamá, Costa Rica y Perú, según un estudio de la Comisión Económica para América Latina. El informe registró en marzo al menos 46 proyectos MDL en la región. Pero varios más entraron al proceso de inscripción durante los últimos meses.

Empresas europeas como V&M son las más entusiastas. Las españolas Endesa, Unión Fenosa e Iberdrola anunciaron inversiones por 850 millones de dólares en proyectos MDL en América Latina.

Pero los créditos de carbono derivados de proyectos de energía renovable representan solo 10 por ciento de todos los que se negocian en el marco del MDL, según la no gubernamental CDMWatch, con sede en Bali, Indonesia.

Y esta es la crítica más recurrente de los verdes: hasta ahora, los gobiernos y corporaciones del Norte usan el MDL para proyectos que generan grandes volúmenes de créditos de carbono baratos, a través de gases como el metano y los hidrofluorocarbonos (en especial el HFC-23), que les permiten cumplir rápida y cómodamente las metas de Kyoto.

Estos son los gases preferidos en el mercado de carbono, que intercambió 64 millones de toneladas métricas equivalentes de CO2 durante el primer semestre de 2004. El gobierno de Japón, el de Holanda y el Banco Mundial son los principales compradores.

El MDL, aducen los activistas, simplemente cambia el lugar donde se registran las reducciones de gases, sin mayores beneficios ambientales o sociales para los países huéspedes y no permiten promover cambios en el uso y producción energética.

En Colombia, la inversión social fue una exigencia para desarrollar la central eólica de Jeripachi, en la Guajira, el primer proyecto MDL en el país, de otros 15 en planeación.

El proyecto, que permitirá la reducción de emisiones por 3.2 millones de dólares, es parte del Fondo de Carbono y Desarrollo Comunitario del Banco Mundial e incluye la modernización de infraestructura escolar y sanitaria en beneficio de la vecina etnia wayuú.

“Cuando se trata de territorios indígenas los miembros de dichos pueblos deben poder participar como socios” en proyectos MDL, dijo a Tierramérica Wilder Guerra, de ascendencia wayuú y director del centro académico Observatorio del Caribe.

Pero hay quienes califican este tipo de inversión como un paliativo menor y abogan por un MDL exclusivo para energías renovables. Algo, sin embargo, poco probable “pues estamos en una etapa de transición donde también usamos energías fósiles más limpias”, dijo a Tierramérica Carlos Loret de Mora, presidente de la Comisión Nacional del Ambiente, CONAM, de Perú, otro de los pioneros con 19 proyectos MDL y una inversión de 935 millones de dólares.

El primero de diciembre Perú firmará su primera venta de créditos de carbono a Holanda, a través del proyecto hidroeléctrico Poechos, en la septentrional ciudad de Piura, que sustituirá plantas térmicas con base en diesel y carbón, y reducirá 30 mil 229 toneladas equivalentes de CO2 al año. Se exigió que la empresa operadora dote de electricidad a la comunidad vecina, entre otros beneficios.

También la española Endesa, con operaciones en Argentina, Perú, Chile y Colombia, colocará en el mercado europeo los créditos provenientes de la proyectada hidroeléctrica de Callahuanca, a 16 kilómetros de Lima, que reducirá 460 mil toneladas de CO2.

“Callahuanca se realizará a pesar de la incertidumbre que existe todavía respecto del futuro precio de la tonelada de CO2, lo que implica un riesgo. Pero ha primado el interés de obtener experiencia en el MDL”, dijo Wilfredo Jara, gerente de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la filial de Endesa en Chile.

Los precios de la tonelada de CO2 se cotizan ahora entre 3,5 y 7 dólares, un precio muy bajo aún. Y los costos de transacción llegan a 200 mil dólares por proyecto, lo que no deja espacio para pequeños emprendimientos.

“En Argentina, los costos y la complejidad de presentar un proyecto MDL han inhibido la participación de las pequeñas y medianas empresas”, dijo a Tierramérica Victoria Beláustegui, de la unidad de producción limpia del Ministerio de Salud de ese país. Tampoco hay mayor interés en México que, pese al tamaño de su economía, ha inscrito apenas cuatro proyectos vinculados a la hidroelectricidad.

La entrada en vigor del Protocolo de Kyoto el año próximo podría catapultar el Mecanismo de Desarrollo Limpio, pero su vida útil puede ser muy corta. Los compromisos del tratado sólo abarcan hasta 2012 y, aunque el próximo año se abren nuevas negociaciones climáticas, lo que se acuerde más allá de Kyoto es incierto.

* La autora es directora editorial de Tierramérica. Con aportes de Mario Osava (Brasil) Abraham Lama (Perú) y Yadira Ferrer (Colombia).


Copyright © 2007 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

 

Enlaces Externos

Convención Marco sobre Cambio Climático (página oficial del MDL)

CDMWatch

Comisión Nacional del Medio Ambiente de Perú

Matriz de Endesa

Tierramérica no se responsabiliza por el contenido de los enlaces externos