Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Noticias

DESARROLLO: El agua se escurre de la Cumbre Mundial
por Thalif Deen

ESTOCOLMO, 23 ago (IPS) - El plan de acción que mandatarios de todo el mundo adoptarán en la Cumbre Mundial a realizarse en septiembre en la sede de la ONU apenas se ocupa del derecho al agua potable y al saneamiento, lamentó el Instituto Mundial del Agua de Estocolmo (SIWI).


Sin embargo, las estadísticas son pasmosas: una persona de cada cinco vive sin acceso a agua potable, y dos de cada cinco no cuentan siquiera con saneamiento básico.

Peor aún, unos 4.500 niños y niñas mueren cada día de diarrea, y en cualquier momento dado, casi la mitad de la población del mundo en desarrollo sufre una o más enfermedades vinculadas con la mala calidad del agua o la falta de saneamiento, o con la mala gestión de los recursos hídricos, según el SIWI.

Pero nada de esto se trasluce por ahora en el plan que deberá adoptar la Cumbre Mundial a realizarse del 14 al 16 de septiembre en Nueva York, aunque reducir a la mitad el porcentaje de personas que carecen de acceso al agua potable es una de las metas del milenio fijadas por los países miembros de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) para 2015.

El documento negociado por los miembros del foro mundial, de 38 páginas, resta importancia al agua potable como medio para combatir enfermedades y erradicar la pobreza, lamentó Anders Berntell, director ejecutivo del SIWI.

"El agua sólo es mencionada en un pequeño punto, y además no se dice nada nuevo", dijo Berntell a más de 1.400 expertos en agua y representantes de organizaciones no gubernamentales (ONG) que están reunidos en un simposio celebrado en la capital sueca desde el lunes, durante la Semana Mundial del Agua.

"Es obvio que se necesita más presión de todos los que estamos aquí reunidos", exhortó.

La Semana Mundial del Agua es un foro anual dirigido a la comunidad internacional encargada de la gestión de los recursos hídricos. Además del Simposio de Estocolmo sobre el Agua, incluye sesiones temáticas, debates, talleres científicos, seminarios organizados por diversas organizaciones internacionales, exposiciones y entrega de premios.

La única referencia al agua en el proyecto de plan de acción de la Cumbre Mundial reclama apoyo para los países en desarrollo en sus esfuerzos por brindar agua potable y saneamiento básico universal, "de acuerdo con la Declaración del Milenio (2000) y del Plan de Acción de Johannesburgo", adoptado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible, realizada en esa ciudad sudafricana en septiembre de 2002.

El párrafo de referencia también insta a acelerar los planes de gestión nacional de recursos hídricos y el lanzamiento de un programa de acción con apoyo técnico y financiero, con miras a cumplir la meta de abatir a la mitad el porcentaje de personas sin acceso a agua potable ni saneamiento antes de 2015.

Representantes de los países miembros de la ONU están reunidos en la sede de Nueva York desde el lunes para revisar el proyecto de plan de acción de la Cumbre Mundial, que también fue criticado por el Grupo de los 77 (integrado por 132 países en desarrollo) y por Estados Unidos, aunque por diferentes motivos.

La ministra de Ambiente de Suecia, Lena Sommestad, también manifestó insatisfacción con el proyecto de plan de acción y su leve referencia al agua, y anunció que la delegación de su país presionará en la ONU para que se otorgue prioridad a este asunto.

"Uno de los que nos ayudará en esto" es el entrante presidente de la Asamblea General, el embajador sueco Jan Eliasson, ex subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, dijo Berntell.

En una entrevista publicada a principios de mes en el diario The New York Times, Eliasson recordó que el agua es todavía un lujo para más de 2.000 millones de personas en todo el mundo.

"He visto cómo se distribuía agua dulce en Somalia, Sudán y Mozambique. He visto una madre recibiendo una botella de agua mientras cargaba a su hijo en brazos, sonriendo, sabiendo que su única alternativa es caminar tres o cuatro kilómetros, y eso para obtener agua contaminada", declaró Eliasson.

Bernell opinó que el problema del agua debería enmarcarse en las negociaciones sobre comercio y agricultura, y la Cumbre Mundial debería crear el foro internacional apropiado para hacerlo. (FIN/2005)


Copyright © [an error occurred while processing this directive]