Reportajes
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
  Home Page
  Ejemplar actual
  Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
                Grandes
              Plumas
   Diálogos
 
Protocolo de Kyoto
 
Especial de Mesoamérica
 
Especial de Agua de Tierramérica
  ¿Quiénes somos?
 
Galería de fotos
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
Reportajes


Ambientalistas reprueban a candidatos presidenciales


Por Diego Cevallos*

Vagas y contradictorias son las ofertas verdes de los aspirantes a ganar la presidencia de México el 2 de julio, según activistas. Si se bajan los precios del gas y la gasolina se dispararán el consumo y las emisiones contaminantes, advierten.

MÉXICO, 26 jun (Tierramérica).- Peligrosas, poco estructuradas, generales y hasta contradictorias son la mayoría de las propuestas de los tres principales candidatos a la presidencia de México en materia ambiental, señalan activistas y académicos.

Los observadores esperaban que los candidatos presentaran propuestas viables y verificables para enfrentar la emergencia, que según entienden, enfrenta el país en materia de destrucción ambiental. Pero no las encuentran.

“La preocupación ya no es quién realmente vaya a ganar, sino que en los próximos seis años (que durará la gestión del nuevo mandatario) tendremos una agenda ambiental totalmente retrógrada”, dijo a Tierramérica José Juan González Márquez, coordinador del doctorado de derecho Ambiental en la Universidad Autónoma Metropolitana.

Según cifras oficiales, la actual destrucción y degradación de los ecosistemas locales equivale a una pérdida anual de 10 por ciento del producto interno bruto del país.

México ocupa el quinto lugar mundial como destructor de sus bosques con la pérdida de unas 600 mil hectáreas anuales. Además, la mayoría los suelos agrícolas del país presenta algún grado de erosión, y una tercera parte de la población vive en zonas donde la calidad del aire no es adecuada.

Las encuestas de preferencias de los votantes indican que los postulantes con mayores chances de ganar en las elecciones del 2 de julio, y asumir la Presidencia en diciembre, son Felipe Calderón, del gobernante y conservador Partido Acción Nacional (PAN), y Andrés López Obrador, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En tercer lugar y bastante alejado se ubica Roberto Madrazo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México de 1929 hasta 2000, y aún más atrás Patricia Mercado de Alternativa y Roberto Campa de Nueva Alianza.

El Centro de Estudios Espinosa Yglesias, que sometió las ofertas de los aspirantes a suceder a Vicente Fox a un riguroso análisis de parte de académicos en rubros de diseño, viabilidad e implementación, valoró con bajas calificaciones las referentes al sector ambiental.

Las de López Obrador fueron reprobadas con un promedio de 1,1 sobre cuatro, que es el número fijado como máximo y que corresponde a “muy bien” en contraposición a cero “muy mal”. Las ofertas de Calderón fueron calificadas con un promedio de 1,8 y las de Madrazo con 1,9.

Como sucede en otros países en tiempos electorales, el tema ambiental no tuvo mayor importancia en la campaña mexicana. No obstante, en abril, en el primero de los dos debates televisados, los candidatos hablaron el agua, los bosques y el desarrollo sostenible.

González Márquez recriminó a Calderón, López Obrador y Madrazo por haber ofrecido, “de una manera totalmente irresponsable y con malicia política”, reducir los precios del gas y la gasolina. A su juicio, “eso sólo estimulará el consumo y provocará mayores emisiones de gases” que generan el llamado efecto invernadero.

“Es una propuesta ambientalmente destructiva”, sostuvo el académico, quien además es presidente del no gubernamental Instituto Mexicano de Investigaciones en Derecho Ambiental.

El director del grupo ambiental Greenpeace en México, Alejandro Calvillo, también se declaró decepcionado por las ofertas de los candidatos. “No van al fondo, son muy generales y algunas francamente preocupantes”, señaló a Tierramérica.

Llamó la atención a este activista que los candidatos no tengan una propuesta clara para enfrentar la impunidad en materia ambiental. Ninguno se comprometió a dar independencia a la estatal Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, una demanda constante de las comunidades y de organizaciones no gubernamentales.

A Calvillo le preocupa también que ni Calderón ni Madrazo vinculen la política agrícola con la política ambiental y que ninguno de los candidatos haya hablado de los organismos transgénicos y de bioprospección.

Dos propuestas de López Obrador alarman en particular a Greenpeace: el impulso de la energía nuclear y la quema petrolíferos de bajo costo en lugar del gas para producir electricidad, lo que según el activista “representará una agresión a la salud de los mexicanos”, por los tóxicos que emanan de esos combustibles.

Los activistas reclaman además “la cerrazón absoluta” del candidato del PRD para permitir la inversión extranjera en el desarrollo de la energía renovable como la eólica, solar y otras. Para López Obrador, la generación de electricidad sólo puede estar en manos del Estado.

Según Calvillo, el candidato Madrazo no tiene propuestas destacables, mientras que Calderón sí, “aunque muchas son demasiado generales y hasta contradictorias”. Pero la credibilidad del postulante oficialista cojea, pues su partido en el gobierno, el PAN, “ha sido un fracaso en materia ambiental y no cumplió con las expectativas”, señaló.

Casi ningún activista aplaude la gestión de Fox en materia de protección del medio ambiente.

Durante la actual administración, iniciada en diciembre de 2000, hubo tres secretarios (ministros) de Medio Ambiente que a juicio de los observadores no cumplieron con las expectativas.

Para la portavoz del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, Claudia Suárez, las ofertas hechas por los candidatos tuvieron “muy poco contenido”. Hablaron del agua, de los bosques, de la energía, pero sin aterrizar en ninguna propuesta concreta, opinó.

“Faltó sustancia y eso nos decepcionó”, dijo Suárez a Tierramérica.

Esta activista, Calvillo y González Márquez coincidieron en que el futuro ambiental entrará a terrenos de incertidumbre luego de las elecciones, debido a que las instituciones ambientales son aún débiles y estarán a merced de la voluntad y capacidad del nuevo gobierno.

* Corresponsal de IPS.


Copyright © 2007 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados
 

 

Enlaces Externos

Centro de Estudios Espinosa Yglesias

Greenpeace en México

Centro Mexicano de Derecho Ambiental

Tierramérica no se responsabiliza por el contenido de los enlaces externos