Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
Home Page
Ejemplar actual
Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
              Grandes
              Plumas
 Diálogos
  ¿Quiénes somos?
Geojuvenil
Espacio de debate hecho por jóvenes y para Jóvenes
Geojuvenil
 
Cambio Climático
Proyecto de soporte a negociación ambiental

Cambio Climático

  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
¿Quienes somos?

César Gaviria

Secretario General de la OEA


Como secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, el colombiano César Gaviria ha desempeñado una labor crucial en la búsqueda de una salida a la crisis que afectó a Perú a raíz de las elecciones presidenciales celebradas este año en ese país andino.

La experiencia política del ex presidente de Colombia quedó demostrada, una vez más, durante el proceso impulsado por el organismo hemisférico con el fin de sentar las bases para que el gobierno de Lima y los grupos opositores al jefe de Estado Alberto Fujimori comenzaran a discutir la solución de los conflictos políticos en Perú.

Nacido en marzo de 1947 en la ciudad de Pereira, el político colombiano fungió como jefe del Partido Liberal. En 1990, fue electo presidente de ese país por abrumadora mayoría.

Gaviria asumió el poder en Colombia con el declarado compromiso de devolver la paz a una nación que ha permanecido durante décadas atrapada entre el fuego cruzado de grupos armados de diverso signo: insurgente, paramilitar, así como del narcotráfico y la delincuencia común.

Durante su gobierno procuró la participación de las diferentes organizaciones políticas y, dentro de un esquema de pluralidad, abrió un espacio al ex líder guerrillero y militante del Movimiento 19 de Abril (M-19), Antonio Navarro Wolf, en una medida que sorprendió a ese país latinoamericano y al mundo.

La contribución del gobierno de Gaviria para devolver la paz a los colombianos comenzó desde el momento mismo en que asumió el poder, en agosto de 1990.

Al tomar posesión como jefe de Estado, Gaviria reveló un plan de apertura hacia las organizaciones guerrilleras de modo de atraerlas hacia la mesa de conversaciones y que se abriera el camino a la negociación de la paz. La estrategia del ex mandatario condicionaba la aplicación de ese plan al alto al fuego, una empresa que la violencia enquistada en esa nación hace, hasta la fecha, difícil de alcanzar.

Dentro de la ardua y compleja búsqueda de la concordia política y social en Colombia, Gaviria abrió las sesiones de la Asamblea Constituyente electa durante su gestión como un foro para construir la paz y un país más justo y democrático.

En escenarios de Venezuela y México, las conversaciones entre las fuerzas rebeldes y el gobierno del ex presidente siguieron un azaroso curso que no pudo concretar el cese de los ataques. Las pláticas en el estado mexicano de Tlaxcala fueron abruptamente interrumpidas tras la muerte en cautiverio del ex ministro Argelino Durán.

El mandato del ex presidente liberal representó además un giro radical en la política de lucha contra el flagelo que representa el tráfico de drogas. Gaviria aprobó un decreto que permitía a los narcotraficantes entregarse de manera voluntaria para ser juzgados en Colombia y evitar la extradición a Estados Unidos, un proceso temido por los barones de la droga y contra el cual llegaron a desatar una guerra a muerte contra las autoridades de Bogotá.

El gobierno de Gaviria permitió rebajar las condenas a quienes colaboraron para desarticular a organizaciones paramilitares y a las poderosas bandas de narcotraficantes. El ex presidente, quien ha estado al frente de la OEA desde 1994, padeció en abril de 1996 el secuestro de su hermano Juan Carlos por parte de un misterioso grupo autodenominado Dignidad por Colombia.

 

 

 



Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados