Va al Ejemplar actual
PNUMAPNUD
Edición Impresa
MEDIOAMBIENTE Y DESARROLLO
 
Inter Press Service
Buscar Archivo de ejemplares Audio
 
Home Page
Ejemplar actual
Reportajes
  Análisis
  Acentos
  Ecobreves
  Libros
  Galería
  Ediciones especiales
  Gente de Tierramérica
              Grandes
              Plumas
 Diálogos
  ¿Quiénes somos?
Geojuvenil
Espacio de debate hecho por jóvenes y para Jóvenes
Geojuvenil
 
Cambio Climático
Proyecto de soporte a negociación ambiental

Cambio Climático

  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
 
¿Quienes somos?

Silvio Rodríguez

Cantautor Cubano


El nombre de Silvio Rodríguez es una referencia obligada cuando se habla de la trova cubana, esa tradición de la isla que cobró celebridad en todo el mundo en la segunda mitad del siglo XX, aunque las expresiones de la canción popular proveniente de los juglares que sustituyeron el laúd por la guitarra son conocidas desde una centuria antes.

El cantante y creador de una poesía con profundo sentido social nació en San Antonio de los Baños, provincia de La Habana, en noviembre de 1946. Hijo mayor de una humildísima familia compuesta por sus padres, Dagoberto y Argelia, y tres hermanos, Rodríguez formó parte a los 15 años del ejército de brigadistas que recorrieron las zonas rurales de Cuba en campañas de alfabetización. Acaso esos hayan sido los orígenes de su opción por la solidaridad con los cubanos y con el resto del mundo, expresada principalmente a través de la música.

Hacia mediados de la década del 60, Rodríguez comenzó a componer sus primeras canciones y a ganar poco a poco un espacio en cada acto cultural o artístico de su país. Una portentosa capacidad creadora e interpretativa comenzaba a revelarse.

A semejanza de los antiguos trovadores, una de las voces más famosas de América comenzó su trayectoria de éxitos acompañado sólo por una guitarra, narrando historias tan simples y complejas como la vida misma. El talento musical y la manera de decir lo cotidiano fueron desde entonces el sello distintivo de la actividad creadora de Silvio. Pero el amor ha sido el eje de su universo.

A Emilia, una niña que atrapó su corazón, habrá que reconocerle el mérito de haber arrancado los sentimientos que el trovador imprimió en canciones como "Ojalá", "Te doy una canción", "Oleo de una mujer con sombrero" y, por supuesto, "Emilia".

Como compositor de la canción popular y de protesta política comenzó cultivando un estilo diferente al del resto de los artistas cubanos, pero que lo identificó muy pronto con otro gigante de la música: Pablo Milanés. Esa dupla sumada al trabajo de artistas como Leo Browner, Vicente Feliú y Amaury Pérez, entre otros- marcó el nacimiento de un nuevo estilo, con una línea temática y musical que uniría luego a los autores latinoamericanos en un gran movimiento musical.

Desde su primer álbum, "Días y Flores", grabado en 1976, Rodríguez ha mostrado una capacidad de composición poética y musical de alta calidad, plasmada en unos 500 temas conocidos mundialmente, como "La era está pariendo un corazón", "Canción del elegido" y "Al final de este viaje".



 

 

 



Copyright © 2001 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados