Va al Ejemplar actual
PNUMA PNUD Inter Press Service
Edición Impresa

 
Un especial de Tierramérica: Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible,
Johannesburgo, 26 de agosto - 4 de septiembre 2002
 
   
       "Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible"
         Sitio Oficial
 
  "Preguntas Frecuentes sobre la Cumbre"
  Johannesburg 2002
  "Enlaces Externos"
     Sitios ONU
     Sudáfrica
     Documentos
     Conferencias
     Sociedad Civil
     Otros Sitios
  
  El IISD ofrece contactos, enlaces y noticias sobre la Cumbre
 
 
     
               Río +5
  
 
 
   
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

 

 



 
 

RIO+10-AFRICA SUBSAHARIANA: Los huérfanos del sida

Por James Hall

JOHANNESBURGO, 3 sep (IPS) - Identificar a los niños huérfanos a causa del sida y sus necesidades debe ser la prioridad en la atención de este problema, afirmaron activistas que asisten a la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible que se celebra en la nororiental ciudad sudafricana de Johannesburgo.

Casi 15 por ciento de la población de Swazilandia estará constituida en 2010 por hombres y mujeres cuyos padres murieron de sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), según cálculos del Ministerio de Salud y Bienestar.

Esto además representa todo un problema para la economía de una nación en que dos tercios de sus 980.000 habitantes viven en condiciones de pobreza.

Para fines de 2000, 13 millones de niños en el mundo habían perdido a su madre o a ambos padres por causa de esa enfermedad, 75 por ciento de ellos en Africa subsahariana.

Mozambique ya atravesó una crisis de huérfanos en los años 90, cuando el fin de una guerra de casi dos décadas dejó a miles de niños abandonados. Esos niños ahora son adultos y algunos, que contrajeron el sida, dejarán a una nueva generación de pequeños huérfanos.

En Uganda, las muertes por sida llegaron a un nivel dramático, y su impacto social provocó una enorme brecha generacional. Las zonas rurales son habitadas por niños que viven con sus abuelos, pues la mayoría de los adultos de mediana edad han muerto.

El mismo escenario se hace cada vez más común en Botswana, la nación africana con mayor proporción de portadores de VIH (virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida).

El sacerdote católico Larry McDonnell, presidente del Centro Juvenil Manzini de Swazilandia, dijo que ”la principal necesidad es identificar a los huérfanos y entre ellos quiénes necesitan casa, asistencia médica, alimento y educación hasta que crezcan y puedan vivir por sí sólos”.

”Los orfanatos no pueden construirse rápido, por lo que debemos buscar otra vía. Una innovación es el programa OrphanAID en las comunidades rurales. La idea es identificar niños en riesgo y llevarlos con gente que los pueda criar en su propia comunidad. No queremos sacarlos de su ambiente”, afirmó McDonell.

Este programa también apela a la colaboración de unos 350 jefes tribales. Por tradición, los campos adyacentes a la residencia de un jefe tribal deben ser reservados para viudas y huérfanos.

Muchos trabajadores voluntarios se dedican a cultivar esos campos para los huérfanos, explicó McDonelll.

”El problema de los huérfanos del sida constituye una de las más terribles crisis humanitarias en los países africanos, y sin embargo sólo ahora es reconocido como tal”, afirmó el representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en Swazilandia, Alan Brody.

Las autoridades de ese país africano reconocen ahora que la red de seguridad social prevista para la familia tradicional ya no es capaz de afrontar la nueva carga de los llamados ”huérfanos del sida”.

”¿Cómo podemos esperar que los ancianos críen a sus nietos a esa edad? Están en una etapa en la que desean descansar y tienen otras necesidades. En Swazilandia, los ancianos viven en el campo y la mayoría son pobres. No pueden volver a trabajar”, afirmó el ministro de Vivienda y Desarrollo Humano, Albert Shabangu.

Organizaciones no gubernamentales y activistas de todo el mundo analizaron el problema en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible que se celebra en la nororiental ciudad sudafricana de Johannesburgo.

”Muchas organizaciones internacionales están cansadas de que los delegados (gubernamentales) pasen discutiendo protocolos y desaprovechen la oportunidad para salir y ver la realidad, ver cómo los africanos necesitan programas de desarrollo sustentable”, afirmó la periodista estadounidense Sherry Knight.

Knigth destacó que el programa de noticias con mayor audiencia en Estados Unidos, el noticiero vespertino de la cadena CBS, dio una breve cobertura sobre la Cumbre en Johannesburgo pero dedicó la mayor parte del informativo a un reportaje sobre los huérfanos del sida.

”De todos las tristes consecuencias de la crisis del sida en Africa, la más dolorosa es la de los niños huérfanos”, sostuvo Dianne Levine, otra periodista estadounidense.

”Con las víctimas del sida, sea justo o injusto, siempre hay una duda sobre la responsabilidad, sobre si usaron métodos de prevención o no. Pero los huérfanos son claramente una población de víctimas inocentes que necesitan una urgente atención”, dijo Levine.

Por su parte, e El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo hizo especial mención en su informe de este año al problema de los huérfanos del sida como uno de los principales obstáculos para que los países africanos puedan erradicar la pobreza.

El sida afecta a gran parte de las personas en edad de trabajar y deja a cientos de miles de niños abandonados en la miseria.

Pero en Johannesburgo hay consenso sobre la necesidad prestar una mayor atención al problema.

”Ahora somos conscientes de las otras víctimas del sida, los huérfanos, como nunca antes. Nos damos cuenta de que los niños deben ser considerados”, afirmó la presidenta de la Organización de Apoyo a los Afectados por el Sida de Swazilandia, Hannie Dlamini.

”Todas las organizaciones no gubernamentales y los gobiernos están decididos a no ignorar más a los niños”, afirmó. (FIN/2002)


Home Page






 



   












 
Copyright © 2002 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados