Va al Ejemplar actual
PNUMA PNUD Inter Press Service
Edición Impresa

 
Un especial de Tierramérica: Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible,
Johannesburgo, 26 de agosto - 4 de septiembre 2002
 
   
       "Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible"
         Sitio Oficial
 
  "Preguntas Frecuentes sobre la Cumbre"
  Johannesburg 2002
  "Enlaces Externos"
     Sitios ONU
     Sudáfrica
     Documentos
     Conferencias
     Sociedad Civil
     Otros Sitios
  
  El IISD ofrece contactos, enlaces y noticias sobre la Cumbre
 
 
     
               Río +5
  
 
 
   
  Inter Press Service
Principal fuente de información
sobre temas globales de seguridad humana
  PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
  PNUMA
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

 

 



 
 

DESARROLLO:
La pesada ausencia de Bush en Johannesburgo

por Thalif Deen

NUEVA YORK, 20 ago (IPS) - Organizaciones no gubernamentales de todo el mundo condenaron la decisión del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, de no concurrir a la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible que comenzará la semana próxima en Johannesburgo, Sudáfrica.

La Casa Blanca informó el fin de semana que el secretario de Estado (canciller) Colin Powell, y no Bush, presidirá la delegación estadounidense a la cumbre convocada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Bush decidió su inasistencia a la conferencia, que se celebrará entre el 26 de este mes y el 4 de septiembre, presionado por las grandes corporaciones, consideró el activista Tony Juniper, de la organización Amigos de la Tierra Internacional.

Juniper indicó que 31 organizaciones y dirigentes conservadores enviaron una carta a Bush para pedirle que no asistiera a Johannesburgo y que se asegurara de que sus negociadores impidieran cualquier avance en materia de cambio climático.

Entre los firmantes de la carta figuran el Instituto para la Competitividad Empresarial, Estadounidenses por la Reforma Impositiva, Alianza para la Libertad, Estadounidenses contra el Control de la ONU, Consejo de Empresas e Industrias Estadounidenses y Jóvenes Conservadores de Texas, indicó Juniper.

”Esta carta arroja una triste luz sobre el triángulo de hierro compuesto por la presidencia de Bush, las corporaciones contaminadoras como Exxon Mobil y los grupos de presión conservadores, decididos a impedir cualquier avance en Johannesburgo”, sostuvo el activista.

La reunión en esa ciudad sudafricana fue convocada por la ONU para evaluar los avances registrados desde la Conferencia Mundial sobre Ambiente y Desarrollo, también llamada Cumbre de la Tierra, celebrada en Río de Janeiro en 1992.

Se prevé la asistencia a la ciudad sudafricana de un centenar de jefes de Estado y de gobierno.

Al menos ocho ministros acompañarán al jefe de gobierno de Gran Bretaña, Tony Blair, a Johannesburgo. La misión, integrada por otros 100 funcionarios, insumirá a los contribuyentes británicos más de 900.000 dólares, informó el diario The Times, de Londres.

Por Japón, segunda potencia económica mundial detrás de Estados Unidos, asistirá el primer ministro Junichiro Koizumi, y en su delegación oficial participarán medio millar de periodistas y dirigentes de organizaciones no gubernamentales.

La ausencia de Bush es ”una bofetada” para los otros líderes mundiales, particularmente en momentos en que Estados Unidos busca aliados para su guerra mundial contra el terrorismo, sostuvo la activista Debbie Reed, de la organización no gubernamental National Environment Trust.

De las tres últimas grandes reuniones patrocinadas con la ONU, Bush faltó a dos: la Conferencia Mundial contra el Racismo, realizada en Durban, Sudáfrica, en agosto de 2001, y la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, celebrada en junio en Roma.

El presidente estadounidense sí asistió en marzo a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Financiación para el Desarrollo, en la ciudad mexicana de Monterrey.

La carta enviada por la coalición conservadora advierte a Bush que la cumbre de Johannesburgo dará ”un escenario mundial a muchos de los elementos más irresponsables y destructivos involucrados en asuntos económicos y ambientales internacionales críticos”.

”Su presencia sólo ayudaría a publicitar y a hacer más creíble su variada agenda anti-libertad, anti-pueblo, anti-globalización y anti-Occidente”, indica la misiva, cuyos firmantes apoyaron la oposición de Bush a firmar nuevos tratados ambientales o a crear nuevas organizaciones mundiales para tratar esos problemas.

”Desde nuestro punto de vista, el peor resultado posible en Johannesburgo sería que se tomara cualquier paso tendiente a la creación de la Organización Mundial Ambiental, como sugiere la Unión Europea”, reza la carta.

La mayoría de las organizaciones que firmaron la carta están financiadas por grandes corporaciones, aseguró Juniper.

La organización humanitaria Christian Aid, radicada en Londres, advirtió la semana pasada que compañías multinacionales procuran torcer la agenda de la cumbre en Johannesburgo para restar espacio a las propuestas que podrían beneficiar las condiciones de vida de los pobres del mundo.

”Las propuestas de regulaciones obligatorias para las empresas en materia de derechos humanos y de ambiente fueron diluidas hasta convertirse en acuerdos voluntarios”, indicó Christian Aid.

Algunas compañías respaldan esas iniciativas. ”El sector más progresista de la comunidad empresarial se unió con organizaciones no gubernamentales al proponer a los gobiernos medidas específicas para atender problemas mundiales”, dijo Steve Sawyer, de Greenpeace Internacional.

Pero otras corporaciones lograron determinar ”la posición de Estados Unidos, Canadá, Australia, Japón y otros países industriales”, agregó.

Las grandes empresas no conforman un bloque monolítico y no todas las compañías son ”demonios”, coincidió la activista Malini Mehra, del Centro de Mercados Sociales radicado en Calcuta. (FIN/2002)


Home Page






 



   












 
Copyright © 2002 Tierramérica. Todos los Derechos Reservados